miércoles. 06.07.2022

Instagram permite al estafador Hushpuppi, detenido en Dubai, mantener una cuenta

Abbas sigue siendo libre de publicar fragmentos de su nueva vida tras las rejas
Un momento de la detención del estafador en Dubai. (Policía de Dubai)
Un momento de la detención del estafador en Dubai. (Policía de Dubai)

Una investigación de Instagram declaró al estafador multimillonario conocido como Hushpuppi libre de continuar usando su cuenta de redes sociales, a pesar de su arresto en Dubai y una probable condena de 20 años de cárcel en Estados Unidos.

El influencer nigeriano de las redes sociales Ramon Abbas vivió una vida de lujo en Dubai gracias a un imperio de lavado de dinero multimillonario, pero sus delitos no violan las leyes de las redes sociales. Instagram le dijo al diario de Abu Dhabi The National que tenía normas establecidas en aplicación de la ley y una política sobre "solicitudes de eliminación de reclusos" para los presos activos en las redes sociales.

Abbas no ha publicado en Instagram a sus 2,5 millones de seguidores desde junio de 2020.

Pero el equipo global de la compañía manifestó que sería libre de continuar usando el sitio a menos que las autoridades de los Estados Unidos, donde espera la sentencia le indiquen lo contrario. Abbas no se incluye en las categorías de eliminación de la cuenta. Instagram explicó que las cuentas generalmente solo se cierran si representan organizaciones o individuos peligrosos.

A pesar de declararse culpable de sus delitos según lo revelado en documentos judiciales de abril de 2021, Abbas aún no ha sido encarcelado, por lo que su cuenta no infringe las políticas de Instagram ni los estándares de la comunidad.

El estafador de 37 años se declaró culpable de delitos que le generaron ganancias de unos 24 millones de dólares de sus víctimas y fue arrestado por la policía en su lujoso apartamento en el Palazzo Versace en Dubai Creek en 2020.

En una de sus estafas, intentó robar más de 1,1 millones de dólares a un benefactor adinerado que quería financiar una escuela para niños en Qatar.

A pesar de sus delitos, Abbas sigue siendo libre de publicar fragmentos de su nueva vida tras las rejas desde su cuenta de Instagram si tiene acceso a un dispositivo móvil o computadora. Abbas usó Instagram para mostrar sus lujos, compartiendo fotos de extravagantes viajes de compras, coches deportivos, ropa y relojes.

Si bien su sentido de la elegancia puede no ser para todos los gustos (publicaba imágenes de camisas y pantalones cortos hawaianos a juego, y un Rolls Royce de color púrpura), eran señales claras del producto de sus delitos. Una publicación incluía un reloj Richard Mille hecho a medida por valor de 150.000 dólares.

Una investigación policial internacional descubrió casi 41 millones de dólares en efectivo y 13 vehículos valorados en aproximadamente 6,8 millones de dólares. Su computadora contenía más de 100.000 archivos fraudulentos y las direcciones de correo electrónico de casi dos millones de posibles víctimas. Abbas poseía una flota de Bentley, Ferrari, Lamborghini y Maybach.

Facebook, propietaria de la red de Instagram utiliza tanto revisores humanos como tecnología sofisticada en todas sus aplicaciones para detectar, eliminar y prevenir la promoción de información errónea.

Las cuentas de los reclusos se desactivan cuando una prisión le otorga a Facebook la autoridad legal que prohíbe su acceso a redes sociales o Internet, o si la prisión presenta hechos que sugieren que existe un riesgo de seguridad.

Instagram permite al estafador Hushpuppi, detenido en Dubai, mantener una cuenta
Comentarios