lunes. 15.08.2022

Juzgado en Dubai un supervisor por besar a una empleada

La fiscalía recomendó al tribunal que al acusado se le imponga la pena más estricta posible según la ley
Una imagen de los Tribunales de Dubai (EL CORREO).
Una imagen de los Tribunales de Dubai (EL CORREO).

Un residente filipino de 33 años se enfrentó a un cargo de abuso sexual en el Tribunal de Primera Instancia de Dubai después de que supuestamente sorprendió a una compañera con un beso.

La compañera y demandante que es una compatriota de 24 años, explicó en el tribunal que el acusado era su supervisor en el trabajo. "A las 13.00 horas del 31 de diciembre de 2017, nos dirigimos juntos a la estación de metro de Al Rashidiyah para reunirnos con un cliente. Lo dejé para ver al cliente y después de la reunión me reuní con mi supervisor en la misma estación de metro. Luego me dijo que tenía un regalo para mí. Quería que cerrara los ojos para la sorpresa. Encontré que tenía unas pinzas para el cabello y le di las gracias por ello. Luego decidió que tenía otro regalo y me sorprendió que me besara".

La filipina dejó el lugar sorprendida por su comportamiento, después de empujarlo y darle una palmada en el hombro. A pesar de que la siguió para decirle que lo sentía y que le gustaba, se fue inmediatamente a la estación de policía de Al Rashidiyah, donde interpuso una denuncia en su contra.

El acusado admitió el cargo durante el interrogatorio.

La fiscalía recomendó al tribunal que se le imponga la pena más estricta posible según la ley.

Juzgado en Dubai un supervisor por besar a una empleada
Comentarios