viernes. 21.06.2024

El Tribunal Penal de Dubai condenó a tres latinoamericanos a seis meses de prisión seguidos de la deportación y les impuso una multa de 200.000 dirhams por robar la misma cantidad a un conductor asiático después de haberlo visto salir de un banco en Deira. El veredicto fue confirmado por el Tribunal de Apelación.

El caso se remonta al pasado mes de febrero, cuando un conductor asiático denunció a la policía que le habían robado 200.000 dirhams de un vehículo de su empresa, tras romperle el parabrisas. El trabajador afirmó que el día del incidente su superior inmediato le encargó cobrar un cheque por valor de 200.000 dírhams a favor de la compañía.

Fue al banco, cobró el cheque y recibió el dinero en efectivo en un sobre antes de regresar a su lugar de trabajo en el barrio de Nad Al Hamar. Antes de llegar, se detuvo en una gasolinera para utilizar el baño y señaló que cuando regresó un árabe le contó que había visto a personas romper el parabrisas de su vehículo y robar cosas del interior antes de huir en otro coche.

Un policía afirmó durante los interrogatorios que un equipo de detectives extrajo conclusiones de la escena del delito al comprobar las cámaras de vigilancia de la gasolinera y del banco. Vieron a los delincuentes vigilando al conductor y persiguiéndolo hasta la gasolinera donde robaron el dinero de su vehículo.

Posteriormente, los acusados ​​fueron detenidos en su lugar de residencia en un hotel de Deira. Admitieron que vigilaban a los clientes del banco cuando salían de las entidades financieras y los perseguían en un vehículo que pertenecía a uno de ellos. Agregaron que el día del incidente vieron al conductor mientras salía del banco y lograron perseguirlo y robarle el dinero luego de romper el parabrisas de su vehículo.

Posteriormente, se distribuyeron el dinero entre ellos y lo enviaron a sus respectivas familias en su país de origen.

Tres latinoamericanos en Emiratos roban 200.000 dirhams de un coche tras romperle el...