martes. 29.11.2022

Luchan para salvar a un niño atrapado en un pozo de una aldea en Afganistán

El menor se cayó cuando intentaba "ayudar" a los adultos a cavar un nuevo agujero en el lugar devastado por la sequía
Rescate del menor en Afganistán. (Gulftoday)
Rescate del menor en Afganistán. (Gulftoday)

Los rescatistas luchaban desesperadamente este jueves por la noche para llegar a un niño de cinco años atrapado durante dos días en un pozo en una remota aldea del sur de Afganistán.

La operación en la aldea de Shokak, provincia de Zabul, se produce menos de dos semanas después de un intento similar por salvar a un niño de un pozo marroquí que se apoderó del mundo, pero que terminó en tragedia.

Funcionarios del Gobierno recién instalado por los talibanes supervisaban las operaciones de rescate en Shokak, a unos 120 kilómetros al noreste de Kandahar, observados por cientos de aldeanos curiosos.

Un vídeo compartido anteriormente en las redes sociales, incluso por funcionarios talibanes, mostraba al niño, llamado Haidar, encajado en el pozo pero capaz de mover los brazos y la parte superior del cuerpo.

"¿Estás bien, hijo mío?" se puede escuchar a su padre decir. “Háblame y no llores, estamos trabajando para sacarte”. "Está bien, seguiré hablando", responde el niño con voz quejumbrosa.

El video fue obtenido por los rescatistas tras bajar una luz y una cámara por el estrecho pozo con una cuerda.

Las autoridades informaron de que el niño se deslizó hasta el fondo del pozo que tiene 25 metros, pero fue arrastrado a unos diez metros antes de quedarse atascado.

Luego, los ingenieros cavaron una zanja abierta desde un ángulo en la superficie con excavadoras para tratar de llegar al punto donde Haidar quedó atrapado.

El abuelo del niño, Haji Abdul Hadi, de 50 años, dijo a la AFP que Haidar se cayó al pozo cuando intentaba "ayudar" a los adultos a cavar un nuevo agujero en la aldea devastada por la sequía.

Hadi agregó que la comida y el agua pasaban a su nieto a través de un balde atado a una cuerda. "Le dimos pastel y agua... se lo estaba comiendo todo", contó.

La operación empleó una ingeniería similar a la que intentaron los rescatistas en Marruecos a principios de febrero, cuando un niño cayó a un pozo de 32 metros, pero fue encontrado muerto cinco días después.

La terrible experiencia del "pequeño Rayan" atrajo la atención mundial y provocó una gran simpatía en línea, con el hashtag árabe de Twitter #SaveRayan como tendencia.

Luchan para salvar a un niño atrapado en un pozo de una aldea en Afganistán
Comentarios