martes 18/1/22

Madre e hija, encarceladas 18 meses por torturar a una empleada hasta la muerte

La Policía descubrió que la fallecida era la octava trabajadora que la familia había contratado en los últimos dos años
Una imagen de la ciudad de Kalba en el emirato de Sharjah.
Una imagen de la ciudad de Kalba en el emirato de Sharjah.

El Tribunal Penal de Kalba, en el emirato de Sharjah, ha condenado a un año y medio de cárcel a una madre del Golfo (CCG) y a su hija, seguidas de la deportación por torturar a su empleada hasta la muerte. El esposo, que era el patrocinador de la trabajadora, fue multado con 3.000 dirhams.

 La familia de la víctima había perdonado a la madre y aceptado el dinero de sangre.

Los detalles del caso salieron a la luz cuando la Policía de Kalba recibió un informe de un ciudadano del CCG que indicaba que había una enferma en su casa y que necesitaba una ambulancia para llevarla al hospital. Para cuando llegó la ambulancia la mujer había fallecido.

Al llegar a la escena del crimen, un equipo de policía y un médico forense descubrieron que la fallecida era una empleada de hogar. "El experto forense decidió realizar la autopsia después de examinar el cuerpo para determinar la causa de la muerte", explicó la policía.

Se encontraron varias lesiones en diferentes partes de su cuerpo, que levantaron sospechas sobre el motivo detrás de su muerte.

El patrocinador de la empleada negó tener conocimiento de las lesiones en el cuerpo de la difunta y dirigió al equipo de policía a su esposa, quien negó tener conocimiento alguno sobre la muerte de la víctima y afirmó que actuaba de manera extraña últimamente.

La historia de la esposa coincidía con los testimonios de su hija y de su hijo, pero la sospecha de los investigadores los llevó a reunir más información sobre la familia y las circunstancias que rodearon el trabajo de su ayudante doméstica.

Durante la recopilación de información, se descubrió que la fallecida era la octava empleada que la familia había contratado en los últimos dos años. Algunas habían huido de la casa, lo que indica un abuso continuo a las trabajadoras.

El equipo de investigación señaló que en base en sus hallazgos, decidieron volver a investigar a los miembros de la familia, después de lo cual la madre confesó haber golpeado junto con su hija a la empleada.

Por su parte, la hija admitió durante el interrogatorio haber golpeado y torturado a la mujer con su madre.

Sobre la base de sus confesiones, la madre y la hija fueron arrestadas por el asesinato de la empleada, mientras que el esposo fue arrestado bajo los cargos de obstruir a la justicia y encubrir el crimen.

Madre e hija, encarceladas 18 meses por torturar a una empleada hasta la muerte
Comentarios