martes. 06.12.2022

Una mujer pide el divorcio en EAU y el tribunal le dice que regrese a la casa del marido

El juez también ordenó a la esposa que pague los cargos judiciales
Celebración del Día de la Conmemoración en EAU. (EL CORREO)
Celebración del Día de la Conmemoración en EAU. (EL CORREO)

El Tribunal de Apelación del Estatuto Personal del emirato de Ras Al Khaimah confirmó el fallo de un tribunal inferior al rechazar una petición de divorcio de una mujer del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) y ordenarle que regrese "obedientemente" a la casa de su marido.

El tribunal también le pidió que mostrara respeto a su esposo y que no permitiera que ningún miembro de su familia interfiriera en los asuntos personales de la pareja.

Según los registros judiciales, el caso se desarrolló cuando la esposa se acercó al Tribunal de Estado Personal en el emirato de Ras Al Khaimah en busca de un divorcio litigioso y con plenos derechos legales, como la custodia de su hija.

El abogado de la mujer alegó que el marido presuntamente no mostraba ninguna responsabilidad como sostén de la familia, dejó de ocuparse de los asuntos familiares y sus necesidades y no entregó dinero ni a su esposa ni a su hija. "Ya no puedo vivir con él y quiero divorciarme", aseguró la esposa. Además, solicitó la custodia de la niña y los derechos a la pensión alimenticia, la dote diferida, la manutención de la hija y la mensual, una casa, el pago de las facturas de servicios públicos, una empleada y los gastos de tratamiento de su hija.

El abogado del esposo, a cambio, dijo al tribunal que las acusaciones de la esposa no tenían fundamento. Agregó que su mujer estaba acostumbrada a salir con su familia sin el conocimiento o permiso de su esposo, cada vez que la pareja tenía una discusión.

"Solía ​​obligar a su empleada de hogar a hacer trabajos extra en la casa de su familia, también sin el permiso de su marido", señaló. "Dejó que su familia interfiriera en sus problemas maritales, sin mostrar respeto por su cónyuge".

El hermano de la esposa, uno de los testigos, dijo al tribunal que su hermana vivía en la casa de la hermana de su esposo. "Ella no tenía privacidad en la casa de su marido", dijo, alegando que el hombre solía llevar a sus amigos a casa muchas veces. Sin embargo, el abogado defensor afirmó que el esposo nunca permitió que ninguno de sus amigos contactara o viera a su esposa o violara su privacidad.

Con base en los testimonios de los testigos, el tribunal rechazó la petición de divorcio de la esposa y le ordenó que regresara obedientemente a la casa de su esposo. También se le pidió que no enviara a su empleada a casa de su familia para que les sirviera.

Insatisfecha con la decisión del tribunal inferior, la esposa apeló en el tribunal superior, que pronunció el mismo veredicto. Declaró que la esposa debería encontrar un daño real y grave para solicitar el divorcio. "Este no es el caso aquí, y no hubo daños graves contra la esposa. En consecuencia, la declaración de divorcio debe ser rechazada", dijo el juez principal, ordenando además, a la esposa que pague los cargos judiciales y los honorarios de los abogados.

Una mujer pide el divorcio en EAU y el tribunal le dice que regrese a la casa del marido
Comentarios