miércoles. 22.05.2024

Una niña emiratí de 14 meses se asfixió hasta morir después de que un trozo de papa frita que estaba comiendo se le atascara en la garganta, en Ras Al Khaimah el martes por la noche.

Sus padres la llevaron rápidamente al hospital más cercano en estado crítico.

La niña no podía respirar porque el chip bloqueaba totalmente su tráquea, según las fuentes que afirmaron que los padres pusieron a su bebé boca abajo y le dieron varias palmadas en la espalda en un esfuerzo por sacárselo de la garganta, sin lograrlo.

Los médicos trataron de resucitarla varias veces, pero no pudieron. En poco tiempo fue declarada muerta.

"El cerebro de la niña estuvo privado de oxígeno durante mucho tiempo debido a la obstrucción de las vías respiratorias, y su cara se puso azul por falta de oxígeno", contaron.

La menor  no podía respirar porque el chip bloqueaba totalmente su tráquea

La menor que vivía en Wadi Shaam, fue trasladada a la morgue del hospital y luego enterrada en el cementerio Al Waaeb.

En 2018, RAK informó de una tragedia similar cuando un niño de dos años de los Emiratos Árabes Unidos murió tras atragantarse con un trozo de uva.

Según Injury Facts 2017, el ahogamiento es la cuarta causa principal de muerte por "lesiones no intencionales".

Hay 100.000 lesiones infantiles involuntarias, incluyendo el ahogamiento, según el Informe de Salud Infantil de la Organización Mundial de la Salud.

En Oriente Medio y la región se registra un 40% de incidentes no intencionados o relacionados con el ahogamiento en niños, mientras que en Europa se registra entre un 7,9 y un 25,4% al año.

La tasa de mortalidad por lesiones en niños a nivel mundial por asfixia, y mordeduras de animales en niños de 0 a 17 años es del 31,1%. Además, el 16,8% de las muertes por lesiones en niños a nivel mundial se deben a ahogamiento.

Los niños menores de cinco años tienen las tasas de mortalidad por ahogamiento más altas del mundo, con Nueva Zelandia y el Canadá como excepción.

 

Niña muere en Emiratos al asfixiarse comiendo papas fritas