sábado 28/5/22

Una notificación de aplicación en Dubai revela la infidelidad del marido con una extranjera

Tribunal abssuelve al marido del cargo de agredir a su esposa
Una imagen de los tribunales de Dubai (EL CORREO).
Una imagen de los tribunales de Dubai (EL CORREO).

Una notificación de entrega de comida a través de la aplicación Talabat en Dubai llevó a una mujer árabe a descubrir la infidelidad de su esposo después de llegar a la ubicación de una habitación de hotel para atraparlo in fraganti con una extranjera.

La árabe se peleó con su marido en el lugar del incidente. En consecuencia, presentó una denuncia ante la policía afirmando que su esposo la agredió y le causó varias lesiones. La policía remitió el caso a la Fiscalía.

En junio de 2020, la árabe recibió una notificación de entrega de pedido de la aplicación Talabat, que tenía compartida con su marido. Llamó al restaurante, que confirmó la validez de la solicitud y su dirección en un hotel en Dubai.

Según el testimonio de la esposa, ella se dirigió directamente a la dirección y sorprendió a su marido con una extranjera dentro de la habitación. Comenzó entonces a gritar y terminó en una pelea, según la declaración de la demandante que agregó que él la agredió con las manos y los pies. Más tarde, sacó su móvil para llamar a la policía pero él se lo quitó. Sin embargo, logró recuperar el móvil y llamó a la policía, pero su marido huyó.

Luego fue al hospital con el fin de obtener un informe clínico, que mostró lesiones que le provocaron dolor e inflamación en el hombro además de hinchazón en el talón de su pie izquierdo y los dedos de su mano derecha.

El marido admitió que tuvieron una disputa que se convirtió en una pelea a puñetazos, pero negó haber causado lesiones que llevaron a su mujer a una discapacidad como ella afirmaba. Alegó que las lesiones sufridas fueron el resultado de deportes de riesgo que solía practicar, como la equitación, el buceo y el yoga.

Además, el hombre presentó un caso de divorcio ante el Tribunal de Estado Personal.

Según el informe forense, la esposa sufrió lesiones que le impidieron realizar actividades personales durante más de 20 días y la agresión la llevó a tener una discapacidad permanente estimada en un 5 por ciento. El esposo, sin embargo, insistió en que no tenía nada que ver con sus heridas y trajo documentos que incluían informes médicos emitidos por el hospital en fechas anteriores al incidente. Los documentos mostraban que la esposa sufría dolores en el hombro derecho debido a una dislocación parcial de la articulación derecha.

El Tribunal de Primera Instancia absolvió al marido del cargo de agredir a su esposa y el Tribunal de Apelación confirmó la sentencia.

Una notificación de aplicación en Dubai revela la infidelidad del marido con una...
Comentarios