viernes. 21.06.2024

El padre de un repartidor de pizzas musulmán asesinado perdonó y abrazó al hombre que fue sentenciado a 31 años de prisión por la muerte de su hijo en el estado estadounidense de Kentucky.

Durante la lectura de la sentencia en Lexington, Abdul-Munim Sombat Jitmoud abrazó entre constantes lloros a Trey Alexander Relford.

Relford fue sentenciado a 31 años de prisión por apuñalar hasta la muerte a Salahuddin Jitmoud en un complejo de apartamentos en Lexington en 2015, según la sentencia.

Su cuerpo fue encontrado en el corredor del complejo. Tres personas fueron arrestadas por el asesinato, pero un gran jurado solo acusó a Relford.

Los funcionarios dicen que Relford planeó el robo, pero éste negó haber matado a Jitmoud. El padre de Jitmoud le dijo a Relford que lo perdona "en nombre de Salahuddin y de su madre", que murió dos años antes que su hijo.

El padre dijo que lo hizo respondiendo al espíritu del Islam. "La puerta para que Dios te perdone está abierta... Entonces, acércate a Él. Tienes una nueva oportunidad de buena vida", afirmó ante él. 

Relford, por su parte, dijo a la familia de Jitmoud: "No hay mucho que pueda decir. Lamento lo que sucedió ese día. No puedo hacer nada para devolvéroslo".

Padre musulmán abraza y perdona al condenado por el asesinato de su hijo