domingo. 25.09.2022

El padre del niño de Sharjah asesinado rechaza 600.000 dirhams de dinero de sangre

El asesino fue condenado a muerte por los tribunales penales de Dubai y ejecutado por un pelotón de fusilamiento
Una imagen de Obaida el niño trágicamente asesinado.
Una imagen de Obaida el niño trágicamente asesinado.

El padre de Obaida Al Aqrabawi, de ocho años, que fue violado y asesinado por un jordano en mayo del año pasado, se ha negado a aceptar un acuerdo de 600.000 dirhams o "dinero de sangre".

Ibrahim Al Aqrabawi, padre del niño, explicó al diario The National que algunas personas pensaban que estaba esperando el precio "correcto" en compensación por la sangre de su hijo, derramada por Nedal Issa Abdullah. "Pero ni por todo el dinero del mundo, vendería la sangre de mi hijo, es por eso que rechacé un cheque 600.000 dirhams ofrecido por la familia del asesino y lo rompí en pedazos".

El padre de Obaida había sido abordado por la familia de Abdullah hace unos meses. Le habían ofrecido el dinero, pero él se negó a aceptarlo.

Otra reunión se llevó a cabo en la noche de este sábado en la ciudad de Al Zarqaa en Jordania. Allí, una delegación de la familia del asesino, ancianos de buena reputación y personalidades de alto perfil, incluido un miembro del Comité Central de Fatah, Abbas Zaki, se encontraron para llegar a un acuerdo y evitar ataques de represalia.

Zaki habló en nombre de la tribu de Abdullah y condenó el impactante crimen y los representantes de ambas familias firmaron un acuerdo que garantizará que no se cometan venganzas.

Obaida fue secuestrado por Abdullah el 20 de mayo de 2016 mientras jugaba fuera del garaje de su padre en la zona industrial de Sharjah. Su cuerpo fue encontrado dos días después debajo de un árbol en Dubai, cerca de Academic City Road en Al Warqa por un trabajador del municipio.

Abdullah, de 50 años, fue condenado a muerte por los tribunales penales, de apelación y de cese en Dubai y su sentencia se ejecutó a las 8 de la mañana del 23 de noviembre de este año. La sentencia de muerte en Emiratos Árabes Unidos se lleva a cabo por un pelotón de fusilamiento.

Al Aqrabawi dijo que Abdullah pidió el perdón de la familia en los momentos previos a su muerte, pero se le negó. "Le dije al fiscal general de Dubai que nunca lo perdonaría", declaró el padre.

Las reuniones relacionadas con asesinatos se conocen como 'Atwah' en Jordania. En esos casos, una oferta de dinero en compensación por una denuncia se realiza por la familia del delincuente para evitar represalias.

El padre del niño de Sharjah asesinado rechaza 600.000 dirhams de dinero de sangre
Comentarios