martes. 23.04.2024

Un empresario árabe dedicado a la venta de peces ornamentales deberá pagar 200.000 dirhams a cada una de las familias de dos trabajadores que murieron electrocutados mientras instalaban una pecera.

El Tribunal de Delitos Menores de Dubai también condenó al propietario a un año de prisión suspendida después de afirmar que los trabajadores asiáticos murieron electrocutados dentro de la villa de Jumeirah del propietario.

El empresario había presentado un informe policial en julio, en el que aseguraba que otra persona le había dicho que los trabajadores habían muerto electrocutados mientras instalaban un dispositivo de limpieza que compraron para mantener un tanque de agua.

Sin embargo, los informes forenses demostraron que el accidente fue causado por una línea de extensión desconectada que suministraba electricidad a la bomba del acuario. Luego, el agua se cargó de electricidad, lo que electrocutó a los trabajadores una vez que la tocaron.

Los informes también mostraron que los trabajadores no tenían las herramientas o la capacitación adecuadas para operar de manera segura en el agua. La falta de estas medidas se consideró un descuido por parte de la empresa, lo que convirtió al propietario en cómplice de la muerte de los trabajadores.

Paga 400.000 dirhams después de que dos trabajadores mueran electrocutados en Dubai
Comentarios