miércoles. 01.02.2023

Pánico en la India: Mueren cinco personas en 25 días por ataques de tigres

Los defensores del medio ambiente atribuyen el aumento de los conflictos entre humanos y animales en la zona a la expansión de las áreas urbanas

Un tigre n la reserva india de Palamu. (Twitter)
Un tigre n la reserva india de Palamu. (Twitter)

La muerte de cinco personas, en su mayoría niños, en 25 días debido a los ataques de tigres en el estado indio de Jharkhand ha creado un ambiente de temor y pánico en los residentes en el área de la Reserva de Tigres de Palamu y el distrito de Garhwa. Los habitantes de unas 150 aldeas de la zona no quieren salir de sus casas en cuanto se pone el sol, por temor a ser atacados por el gran felino. La asistencia de los niños a las escuelas ha visto una caída importante debido al pánico. Los agricultores se han visto obligados a buscar compañía cada vez que trabajan, informó este domingo Indo-Asian News Service

El Departamento Forestal afirmó que solo un tigre es responsable de las muertes, a diferencia de los aldeanos que creen que hay más de uno. Los expertos en vida silvestre han visto como los tigres se convierten en devoradores de humanos como una gran preocupación, ya que generalmente no atacan a las personas. Esto sucede solo en condiciones desfavorables en términos de vida y alimentación.

El oficial de la División Forestal del Sur de Garhwa, Shashi Kumar, sostuvo que solo hay un tigre en la zona que se ha adentrado en los asentamientos humanos y ha atacado a la gente, según la información que ha recibido hasta el momento. Agregó que hay una campaña en marcha para tranquilizar al gran felino y capturarlo.

Por su parte, el experto en vida silvestre y tirador Nawab Shafat Ali Khan y su hijo Haider Ali Khan, el tirador con sede en Telangana, patrullan las zonas donde se vio al animal. Dijeron que la última opción sería dispararle al animal si fracasan los intentos de atraparlo.

Se han instalado unas 50-60 cámaras para monitorear sus movimientos. Un equipo de medio centenar de trabajadores forestales vigilan in situ. Se han colocado cuatro jaulas en las áreas donde es probable que se mueva el tigre. También se han distribuido trampas en algunos lugares, pero hasta ahora el trabajo ha sido en vano.

Shafat Ali dijo que su equipo vio al tigre cerca de la aldea de Barwa el 6 de enero. Agregó que el animal estaba a unos 82 metros de él, mientras que el arma tranquilizante que portaba tenía un alcance máximo de solo 30 metros. El felino pronto desapareció en el denso bosque. Las marcas se examinaron más tarde para confirmar su presencia. El mismo tigre fue avistado cerca de la aldea de Kushwaha-Barwa.

El 28 de diciembre, un tigre mató a un niño de 12 años alrededor de las 6 de la tarde en la aldea de Kushwaha. Anteriormente, el 10 de diciembre, el devorador atacó a una niña de 12 años en la aldea de Ukamad. Otro incidente tuvo lugar el 14 de diciembre, cuando un niño de 9 años fue atacado en la aldea de Rodo del distrito de Garhwa. El cuarto incidente ocurrió en el bloque Ranka el 19 de diciembre, donde una niña de 7 años murió por un ataque de tigre. De manera similar, en la primera semana de enero, un anciano falleció por ataque de animales salvajes cerca de la Reserva de Tigres de Palamu. Los aldeanos alegaron que el tigre atacó al hombre, mientras que el Departamento Forestal afirmó que el anciano fue atacado por una hiena.

Según el Departamento Forestal, los tigres han sido avistados varias veces y captados por las cámaras instaladas para llevar el conteo de animales, en la Reserva de Tigres de Palamu, repartida en 1.026 kilómetros cuadrados. El número total de estos felinos en la reserva es de 90 a 110. El área central de la reserva es de 226 kilómetros cuadrados y tiene más de 250 pueblos en toda el área.

Kumar Ashish, oficial forestal de división (DFO) en Latehar, admitió que las actividades de los asentamientos humanos dentro del área de la reserva a veces crean condiciones incómodas para la vida silvestre. Agregó que la interferencia humana debe ser mínima para garantizar la preservación de la vida silvestre.

El jefe de Vida Silvestre de Jharkhand, Shashikar Samanta, explicó que todos los estudios realizados hasta ahora mostraban que la creciente invasión en la zona de animales salvajes era una de las principales razones detrás de tales incidentes. Además, manifestó que las minas de carbón obstruían las rutas de los animales.

Otro experto, el profesor DS Srivastava, afirmó que los tigres generalmente no comen humanos. Informó de que la mayoría de estos animales sanos prefieren cazar en la naturaleza, pero atacan a los humanos desde su escondite si están heridos o enfermos, o si no hay presas en la naturaleza.

Pánico en la India: Mueren cinco personas en 25 días por ataques de tigres
Comentarios