lunes. 15.07.2024

Un electricista de 22 años cortó la garganta de su compañero después de una discusión sobre el mal olor de pies de este último, un tribunal de Dubai juzga este miércoles.

El 26 de julio del año pasado, el acusado paquistaní y su paisano estaban en su pausa de descanso del mediodía en su alojamiento de la empresa en Al Rashidiyah.

Los jóvenes se disponían a dormir en condiciones de hacinamiento, cuando el acusado le dijo a su colega pusiera sus pies lejos de él, ya que olían muy mal.

"Otros trabajadores me contaron que los dos iniciaron una fuerte discusión y una pelea a puñetazos cuando el fallecido se negó a quitar sus pies y luego insultó a la familia del acusado", declaró el supervisor de las viviendas de los trabajadores, que se dirigió a la habitación cuando empezó la lucha.

Al llegar a la habitación, el sirio declaró que había terminado la pelea momentos antes de su llegada y no se dio cuenta de la gravedad de las lesiones de la víctima.

"Cuando salía del lugar de los hechos un trabajador corrió hacia mí y dijo que el acusado atacó a la víctima con un arma blanca", añadió el supervisor.

Sin embargo, cuando llegaron los paramédicos, el pakistaní ya estaba muerto.

"Llegamos y vimos a la víctima en el suelo y la parte demandada de pie junto a él", afirmó un oficial de policía.

Un compañero de trabajo manifestó que los dos pakistaníes nunca se habían peleado antes. 

En el Tribunal Penal de Dubai este miércoles, el acusado negó un cargo de asesinato premeditado y apuntó que fue en defensa propia.

La próxima audiencia será el 29 de marzo después de designársele un abogado.

Una pelea en Dubai a cuenta del mal olor de los pies acaba con un muerto