miércoles. 10.08.2022

Un piloto emiratí monta un escándalo en un vuelo Madrid-Dubai

"La policía fue a la puerta de llegadas y el perturbador detenido", informó un gerente de la aerolínea
Un avión de Emirates en el cielo de Madrid.
Un avión de Emirates en el cielo de Madrid.

Un tribunal de Dubai juzga a un piloto que supuestamente causó disturbios en un vuelo Madrid-Dubai de la aerolínea Emirates después de amenazar con tener explosivos.

Según los registros de la fiscalía, el piloto emiratí de 27 años viajaba como pasajero en el vuelo cuando comenzó a comportarse con anormalidad. Supuestamente agredió a una azafata y la hizo caer, cuando se encontraba bajo la influencia del alcohol. 

En el Tribunal de Primera Instancia, el piloto fue acusado de comprometer la seguridad de un vuelo y de los pasajeros, agredir y abusar verbalmente de la tripulación, hacer amenazas criminales, dañar propiedad pública y consumir alcohol sin licencia. También se le acusa de insultar a otros pasajeros. 

El incidente, que fue denunciado en la policía del Aeropuerto Internacional de Dubai, tuvo lugar el 1 de junio.

Los problemas ya comenzaron cuando los tripulantes embarcaban a los pasajeros y el avión se estaba preparando para partir, según los registros, el piloto emiratí, que era pasajero, le preguntó a una tripulante de cabina si se permitía fumar en el avión.

El joven emiratí "intencionalmente" causó daños a un asiento y a la tapa de una ventana. El daño se estimó en 10.324 dirhams. 

Un gerente de servicio británico en el aeropuerto declaró que llamó a la policía para informar del incidente de asalto y de daños que alertó a la tripulación de cabina del avión el 1 de junio. "La policía fue a la puerta de llegadas y el acusado fue detenido". 

Por su parte, una tripulante de cabina rumana señaló que el acusado no parecía sobrio cuando abordó el avión. "A las pocas horas del vuelo, comenzó a causar disturbios. Nos llamaba y luego nos insultaba. Corría a la cocina para tomar cerveza. También insultaba a los otros pasajeros".

La testigo contó cómo se paró en su asiento y le habló de manera inapropiada. "Cuando lo detuve para que no se quitara el zapato y lo arrojara, me dio una bofetada en el pecho y me hizo caer" 

"Un pasajero me ayudó a esposarlo y lo obligó a permanecer en su asiento. Luego dijo que tenía una bomba y que volaría el avión. Casi se lastima a sí mismo al tratar de quitarse las esposas. Abusó verbalmente de mí, de los miembros de la tripulación y de los pasajeros, gritando para que le quitáramos las esposas". 

Asimismo, la rumana agregó que el acusado también amenazó con perseguirla y matarla". "Siguió gritándonos, amenazándonos e insultándonos a todos hasta la llegada. Los pasajeros se asustaron por su comportamiento".

El acusado también golpeó su cabeza contra la pantalla del monitor de televisión, diciendo que le diría a la policía que la tripulación lo agredió, manifestó la testigo. 

Durante la investigación, el acusado admitió los cargos. 

Un piloto emiratí monta un escándalo en un vuelo Madrid-Dubai
Comentarios