jueves 27/1/22

Es posible alcanzar el éxito. Lo demuestra la historia del indio Mustafa B.C., que de la pobreza en una aldea remota de la región de Kerala en su país ha logrado construir una empresa que ahora está valorada en 100 millones de dólares.

Este objetivo, buscado a diario por muchas personas, lo ha conseguido gracias a que un día, durante su niñez, supe rectificar su camino. Todo en su existencia mostraba que su destino era ser otro pobre de la India cuando dejó la escuela después de fracasar en sexto grado.

Por fortuna, un maestro lo persuadió para que regresara a la escuela y se comprometió a darle clases privadas gratuitas. El regreso de Mustafa al colegio fue la gran oportunidad de su vida para transformarse en una persona con un gran negocio y dinero.

Su rendimiento académico mejoró y estudió muchas matemáticas. Cuando llegó el momento de ir a la universidad, sus maestros se hicieron cargo del pago de la matrícula por su excelencia en la escuela.

Mustafa continuó progresando y hasta logró un trabajo con que le ofrecían buenos ingresos que le permitieron pagar las deudas de su padre en dos meses.

Pero su ambición no se detuvo. Fundó una empresa dedicada a la venta de alimentos frescos. Inicialmente invirtió una pequeña cantidad y comenzó con una cocina de solo 25 metros.

En principio la empresa estuvo dirigida por sus primos, pero al comprobar que no avanzaba en la dirección correcta, Mustafa dejó su trabajo e invirtió todos sus ahorros en la que consideró que era una apuesta segura.

No acabaron ahí los problemas. En los años siguientes la compañía sufrió perdidas. Sin embargo, después de una lucha de ocho años, Mustafa logró salvarla y comenzó a obtener grandes ganancias.

Hoy Mustafa es un ejemplo. Sirva que en 2018 la Universidad de Harvard lo invitó a dar una conferencia sobre su éxito. Durante su intervención, según recoge 24.ae, agradeció a su padre y a su maestro, que ya ha muerto, el apoyo que le prestaron para alcanzar su sueño

De la pobreza absoluta a fundar un negocio que hoy vale 100 millones de dólares
Comentarios