domingo. 16.06.2024

Líderes políticos y ciudadanos comunes de Qatar y Arabia Saudita acudieron este jueves en masa al rezo del Istisqaa con el que los musulmanes piden a Allah les beneficie con la lluvia en una región severamente desértica.

En el salón de oraciones Al-Wajba de Doha, el emir de Qatar, jeque Tamim bin Hamad Al-Thani, y su padre y predecesor, jeque Hamad bin Khalifa Al-Thani, encabezaron a primera hora de este jueves las plegarias destinadas a propiciar el comienzo de la época de precipitaciones.

Al pronunciar el sermón tras el rezo, el jeque Thaqeel bin Sayer Al Shammari, juez en la Corte de Casación y miembro del Consejo Supremo Judicial, instó a los feligreses a 'arrepentirse, regresar a Dios y hacer ingentes súplicas al Todopoderoso Allah por la lluvia'.

En presencia también del viceemir, jeque Abdullah bin Hamad Al-Thani, y de otros ministros y dignatarios políticos, judiciales y religiosos, Al Shammari les pidió 'purificar su dinero y pagar la Zakat' (impuesto monetario islámico) que -dijo- son algunas de las razones de las precipitaciones.

En un edicto emitido este miércoles por el Emiri Diwan, sede del emir, se llamó a realizar el Istisqaa este 10 de noviembre 'para rezar por la lluvia en línea con la Sunnah (enseñanzas) del profeta Mahoma de efectuar el rezo cuando hay falta de pluviosidad'.

Plegarias similares se reportaron este jueves en todas las regiones de Arabia Saudita para que acabe la temporada de sequía y lluvia tardía, informaron medios oficiales desde ciudades como La Meca, Medina, Riad y otras.

En la Gran Mezquita Sagrada de la principal ciudad del Islam, el príncipe Khaled Al-Faisal, consejero del rey Salman bin Abdulaziz y gobernador de la región de La Meca, presidió las oraciones, según publica Prensa Latina.

Igualmente, la Mezquita del Profeta, en Medina, y la del Imán Turki bin Abdullah, en esta capital, fueron escenarios de una significativa afluencia de príncipes, gobernadores, y miembros de la realeza saudita que escucharon a varios predicadores apelando a hacer obras 'buenas y caritativas'.

Qataríes y sauditas acuden en masa al rezo Istisqaa para pedir la lluvia