jueves. 25.04.2024

Más de una docena de personas que dirigían un casino en una villa en Dubai fueron encarceladas, mientras que otras cinco fueron multadas por apostar. En un esfuerzo por purgar las salas de juego de todo el emirato, un capitán de la policía de Dubai manifestó que la fuerza organizó una redada en abril en una de esas propiedades en Al Rashidiya después de recibir una información. Un equipo de oficiales realizó la redada nocturna y encontró mesas de póquer y de ruleta.

“Ponemos en marcha un plan para disuadir de instalar lugares de juego en la ciudad”, dijo el capitán de policía en documentos judiciales, que fueron publicados este miércoles por el diario The National.

“La villa de dos pisos tenía mesas de juego, un cajero y otras herramientas utilizadas en apuestas. También contaba con un sistema de vigilancia en todas las habitaciones y  un servicio de bebidas y alimentos para los clientes”. Un segundo oficial señaló que se habían incautado varios teléfonos móviles en el allanamiento, lo que condujo a penas de prisión para 17 personas. “Había una habitación en la villa como sala de comando que contenía pantallas para monitorear las otras habitaciones y áreas de juego”, manifestó. “Había una pantalla para mostrar las apuestas. Confiscamos tres iPhones nuevos dentro de la habitación”.

Un ciudadano chino, de 29 años, fue acusado de organizar los juegos de azar en el casino secreto. Recibió una pena de un año de prisión, fue multado con 100.000 dirhams (27.225 dólares) y será deportado tras cumplir su condena cárcel. Los otros 16 miembros del grupo, que tenían entre 21 y 39 años y eran de Etiopía, India, Nigeria y China, trabajaban en el casino como limpiadores, servidores de shisha, traductores, técnico, vigilante y croupiers. Tres croupiers en las mesas de póquer vigilaban que no se hicieran trampas mientras los clientes jugaban a la ruleta.

En el Tribunal Penal de Dubai fueron acusados ​​de instigación criminal y cada uno condenado a tres meses de cárcel, multados con 100.000 dirhams y también serán deportados tras cumplir su condena. Cinco clientes de India, Irán, Indonesia y Gran Bretaña que se encontraban en la villa durante la redada policial negaron participar en juegos de azar y afirmaron que asistían a una fiesta. Fueron multados con 10.000 dirhams cada uno por apostar dentro de la villa. Todo el dinero y las herramientas de juego han sido confiscados por orden de los tribunales de Dubai.

Las leyes de Emiratos Árabes Unidos prohíben todas las formas de juego, así como su publicidad.

Una redada en Dubai deja 17 encarcelados por administrar un casino
Comentarios