miércoles. 12.06.2024

Los restos mortales del piloto tinerfeño Alejandro Álava y del sobrecargo grancanario Javier Alejandro Curbelo, fallecidos el pasado 19 de marzo en el accidente aéreo de un avión de Flydubai en Rostov del Don, en Rusia, ya han sido repatriados, más de dos meses después de producido el siniestro. Esta tragedia aérea provocó la muerte a 62 personas.

Según informa el diario laprovincia.es, Javier Alejandro Curbelo Caro, de 29 años, vecino de Maspalomas, en el municipio de San Bartolomé de Tirajana, será despedido en la intimidad. La familia de Javier Alejandro Curbelo prefirió evitar comentarios sobre el traslado de los restos del joven.

Javier Alejandro Curbelo Caro, conocido por todos como Javi, tenía claro desde pequeño que su futuro iba a estar ligado a la aviación. Y lo logró. "Javi consiguió su sueño, era el trabajo de su vida", comentó recientemente una compañera del Colegio Sagrado Corazón de Tafira Baja, donde estudió el joven auxiliar de vuelo.

"Estaba superfeliz, haciendo lo que más le gustaba, era el trabajo de su vida", manifestó otro compañero del colegio de Curbelo Caro, que añadió que "desde siempre supo que quería ser auxiliar de vuelo".

Alejandro Álava, de 36 años, vecino del término municipal de San Cristóbal de La Laguna, sus restos mortales ya encuentran en Tenerife, a donde llegaron el pasado sábado a las 17.30 horas, en un vuelo desde Rostov hasta Moscú de la compañía Aeroflot y luego a Tenerife Sur, según relató su padre, Santiago Álava.

"En estos momentos los restos de mi hijo se hallan depositados en el tanatorio Mémora de Santa Lastenia y estamos a la espera de que desde el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número siete de Santa Cruz de Tenerife, finalicen los trámites. Es intención nuestra proceder a la incineración de mi hijo y el próximo día 25 de junio celebraremos la misa funeral a las 19.00 horas en la iglesia de San Francisco Javier, en la capital tinerfeña", declaró el progenitor.

Santiago Álava, por su parte, añadió ayer que "tanto las autoridades dubaitíes como las rusas se portaron fenomenal con la familia. El comportamiento de los árabes y de los rusos fue muy exquisito. Son gente muy seria. De hecho, estaba preparando una carta de agradecimiento a la embajada de Emiratos Árabes Unidos en Madrid".

Los familiares de Alejandro Álava esperan que a su funeral acudan tanto autoridades de Dubai, como pilotos, amigos y miembros del Sindicato Español de Líneas Aéreas (Sepla).

Repatriados los restos de los españoles fallecidos en el accidente de flydubai