miércoles. 22.05.2024

Una gerente de una inmobiliaria en Abu Dhabi presentó una demanda contra uno de sus inquilinos en la que le acusaba de insultarla a través de mensajes de WhatsApp sin ningún motivo.

Los registros oficiales del tribunal indicaron que la mujer presentó la demanda ante el Tribunal Administrativo Civil y de Familia de Abu Dhabi y exigía que el hombre le pagara 300.000 dirhams en compensación por los daños morales y materiales.

La gerente explicó en su demanda que su empresa estaba afiliada a un importante grupo de administración de propiedades, y que el acusado habló con uno de sus subordinados a través de WhatsApp porque tenía un problema de agua en su apartamento. Ella dijo que el hombre la insultó sin una razón clara.

Por su parte, el acusado negó las acusaciones en su contra cuando compareció ante el tribunal y su abogado defensor declaró que las acusaciones contra su cliente eran maliciosas y sin fundamento.

Pidió al juez que desestimara el caso, al subrayar que no había pruebas suficientes para probar que su cliente insultó a la demandante.

Después de escuchar a todas las partes, el juez decidió sobreseer el caso por falta de pruebas.

El tribunal sostuvo en su fallo que la denunciante no aportó pruebas para demostrar que el acusado la menospreció o insultó.

El juez también ordenó a la gerente pagar los gastos legales del inquilino.

Termina en un tribunal de Abu Dhabi tras una pelea por WhatsApp con su arrendadora