viernes. 01.07.2022

Dos trabajadores, condenados por robo en la Embajada de Emiratos Árabes en Londres

El jefe de seguridad había instalado nuevas cajas fuertes poco antes de su renuncia el 31 de agosto de 2018 
Vista del Big Ben junto a unas banderas británicas en Londres, Reino Unido. (EFE)
Vista del Big Ben junto a unas banderas británicas en Londres, Reino Unido. (EFE)

Dos especialistas en seguridad recibieron sentencias suspendidas este viernes luego del robo de documentos y dinero en efectivo de la Embajada de Emiratos Árabes Unidos en Londres donde trabajaban.

El ex Royal Marine Lee Hurford, de 49 años, oficial de protección cercana, robó documentos confidenciales y 60.000 libras (75.112 dólares) de cajas fuertes dentro de la Embajada.

Dean Manister, de 51 años, quien organizó el robo en septiembre de 2018, había trabajado como jefe de seguridad de la Embajada desde 2015, juzgó el Tribunal de la Corona de Southwark.

Hurford, de Leeds, West Yorkshire, se declaró culpable de dos cargos de robo e intento de robo, mientras que Manister, de Colchester, Essex, admitió dos cargos de complicidad en el robo y un cargo de complicidad en el intento de robo, en una audiencia anterior.

El juez Martin Griffith condenó el viernes a Hurford a 21 meses de prisión y a Manister a dos años de cárcel, con ambos términos de pena suspendidos por dos años. Los hombres deben realizar 200 horas de trabajo no remunerado. “Todos estos fueron delitos de deshonestidad. No intento evaluar por qué se llevaron a cabo. Había grandes cantidades de dinero en efectivo en las cajas fuertes”, dijo.

“Señor Manister, lo considero el más responsable en esto. Hiciste posible que el señor Hurford estuviera en las habitaciones y le proporcionaste las llaves de las cajas fuertes, lo que le permitió eludir los códigos de seguridad”.

El jefe de seguridad había instalado nuevas cajas fuertes poco antes de su renuncia el 31 de agosto de 2018 luego de una investigación por mala conducta, y dispuso que Hurford trabajara en el turno de seguridad nocturno el 14 de septiembre. Hurford era la única persona en el edificio, que estaba cerrado por el Año Nuevo islámico, cuando asaltó dos cajas fuertes y entró en la oficina del embajador, de donde no se llevó nada.

Llegó con un pesado portatrajes y una gabardina negra antes de robar unas 60.000 libras esterlinas en efectivo, recibos y documentos financieros pertenecientes a la Embajada, una tarjeta de seguridad y pasaportes. El coche de Manister fue capturado por cámaras automáticas de reconocimiento de matrículas cerca de la Embajada, en Belgravia, en el centro de Londres, la noche del robo.

“El conocimiento interno de los acusados ​​sobre la Embajada y su funcionamiento es un elemento contextual crucial de este caso”, dijo el fiscal Tyrone Silcott, antes de que se anunciara la sentencia. “Al menos uno de ellos todavía sostiene que estos robos están justificados de alguna manera por la  seguridad nacional. Le pedimos a su señoría que condene a los acusados ​​sobre la base de que esto fue puramente un robo de avaricia en el que el dinero se utilizó para obtener ganancias financieras”.

Robert Smith, que defendió a Hurford, dijo que había una referencia a la seguridad nacional en el informe previo a la sentencia de su cliente, pero le dijo al juez que aceptó el caso de la fiscalía y agregó: “Él expresa remordimiento”.

El tribunal escuchó que es probable que ambos hombres se enfrenten a la suspensión de sus licencias de la Autoridad de la Industria de Seguridad. El material extraído estaba protegido por el derecho internacional. “Las descargas de sus teléfonos móviles muestran que contienen material altamente confidencial relacionado con la lucha contra el terrorismo o la política, ya que son fotografías de documentos confidenciales de la Embajada que también se cree que están sujetos a la inmunidad diplomática prevista en la Convención de Viena y detalles de contactos, incluidos los de los diplomáticos”. alegó la acusación.

“Dadas sus responsabilidades dentro de la organización, deben haber sabido esto y deben haber conocido la sensibilidad del material”, concluyó.

Dos trabajadores, condenados por robo en la Embajada de Emiratos Árabes en Londres
Comentarios