miércoles. 22.05.2024

El Tribunal de Asuntos Familiares, Civiles y Administrativos de Abu Dhabi condenó a una persona a devolver a una mujer 250.000 dírhams que había tomado como préstamo, pero cuando ella le pidió que los devolviera, él se negó.

La mujer demostró el préstamo a través de mensajes en WhatsApp y el testimonio de uno de los familiares de la esposa del hombre.

El caso tuvo lugar cuando una mujer presentó una denuncia contra una persona, en la que pedía que se le obligara a pagarle 250.000 dirhams y que además abonara los honorarios del abogado y gastos del tribunal.

Explicó que el apelado le pidió la cantidad a modo de préstamo porque estaba pasando por dificultades económicas, por lo que ella depositó el monto en su cuenta, y cuando le pidió que se lo devolviera, se negó.

La demandante adjuntó copia del comprobante de depósito y de los chats de WhatsApp con los papeles del caso.

El juez decidió solicitar el juramento complementario a la demandante para que prometiese que prestó al apelado 250.000 dírhams a petición de éste, que él no se los devolvió y que todavía le debía el importe total.

El tribunal explicó que luego de revisar los chats de WhatsApp y escuchar el testimonio de uno de los familiares de la esposa del apelado, y el juramento prestado por la demandante, se demostró que lo que ella afirmaba era cierto y que la cantidad depositada en la cuenta del apelado fue como un préstamo, que no devolvió.

Un tribunal de Abu Dhabi condena a un hombre a devolver a una mujer 250.000 dirhams de...