sábado 4/12/21

Un tribunal de Emiratos Árabes Unidos dictaminó que Nissan Motor deberá pagar 1.300 millones de dirhams (354 millones de dólares) a un socio de empresa conjunta que demandó al fabricante de automóviles japonés por incumplir un acuerdo sobre la distribución de vehículos en la región.

Al Dahana, una empresa con sede en Dubai establecida por personas con vínculos con el ex presidente de Nissan, Carlos Ghosn, acusó a Nissan en 2019 de incumplir sus obligaciones contractuales. Eso sucedió meses después de que Ghosn fuera detenido en Tokio por acusaciones de subestimar su compensación, aunque desde entonces ha huido de Japón para escapar de juicio y ahora reside en el Líbano.

Nissan señaló que la asociación terminó en 2019 después de que cumplió plenamente con sus obligaciones contractuales.

"Estamos seguros de que Nissan ha actuado correctamente en todo momento y esperamos resolver el asunto a través de los tribunales de Dubai en beneficio de nuestros empleados, clientes y partes interesadas", escribió Azusa Momose, portavoz de la empresa con sede en Yokohama, en un comunicado publicado por el diario The National.

Nissan ha estado lidiando con una plétora de problemas legales desde la detención del ejecutivo y de Greg Kelly, un exdirector de Nissan que fue acusado de ayudar a Ghosn a ocultar ingresos. Nissan también fue acusado y, a su vez, el fabricante de automóviles demandó a su ex presidente en Japón.

Además, hay procedimientos legales en Francia y los Países Bajos. El mes pasado, Nissan acordó resolver una demanda colectiva en Estados Unidos por parte de inversores que dijeron haber sido engañados sobre la compensación de Ghosn. El juicio de Kelly está en curso en Japón, y el veredicto se espera en marzo.

La sentencia del Tribunal de Primera Instancia de Dubai fue anunciada en una declaración de Al Dahana este jueves. 

Al Dahana, creada en 2008 para ayudar a promover las ventas de vehículos Nissan en la región del Golfo, es propiedad conjunta del multimillonario saudí Khaled Juffali y Nasser Watar, un empresario libanés. Tanto Ghosn como Kelly han negado los cargos que se les imputan.

El tribunal de Dubai emitió una orden de embargo preventiva sobre bienes, cuentas bancarias y saldos de las dos empresas, según el comunicado.

Un tribunal de Dubai ordena a Nissan que pague 1.300 millones de dirhams a un socio del...
Comentarios