jueves. 07.07.2022

Triste final para la historia de amor entre una bailarina de un club y un emiratí

La marroquí amenazó a su novio con enviar fotos íntimas y vídeos de los dos juntos de vacaciones en España
Una discoteca en Dubai. (EL CORREO)
Una discoteca en Dubai. (EL CORREO)

Una marroquí fue acusada en el Tribunal de Primera Instancia de Dubai después de que supuestamente amenazó a un emiratí y lo chantajeó por romper con ella. También está acusada de blasfemia.

El tribunal escuchó cómo la mujer marroquí de 35 años y bailarina de un club nocturno de Dubai intentó chantajear a su novio con fotos íntimas y vídeos de los dos juntos de vacaciones en España si no volvía con ella o le pagaba 140.000 dirhams y una cantidad mensual de 4.500 dirhams.

La bailarina amenazó al hombre en notas de voz que le enviaba por WhatsApp, en las que también usó lenguaje abusivo y malas palabras en términos religiosos.

La acusada casi logró hacer que la víctima cediera a sus demandas después de amenazarlo con deshonrarlo frente a los miembros de su familia al exponer su relación entre julio y agosto del año pasado. Pero finalmente presentó una denuncia contra la marroquí en el Departamento de Delitos Informáticos de la Policía de Dubai.

Los fiscales la remitieron a juicio y pidieron al juez que recibiera una sanción legal muy estricta. 

El demandante dijo que se había reunido con la acusada unos dos años antes de la denuncia. "Nos acercamos y por lo general la ayudaba económicamente, ya que tenía dos hijos de un ex esposo. Le hablé de mi esposa y de los miembros de mi familia. Le propuse matrimonio y aceptó, pero le dije que tenía que renunciar a su trabajo como bailarina en un club nocturno y dejar de beber alcohol. Sin embargo, después de que ella no lo hizo, rompí nuestro noviazgo en mayo del año pasado y obtuve un nuevo número de teléfono móvil".

Supo por sus amigos que ella estaba preguntando por él. "Le envié 5.500 dirhams y luego apagué mi número anterior. Sin embargo, ella logró más tarde obtener mi nuevo número. Quería que volviera con ella o le pagara 140.000 dirhams y una cantidad mensual de 4.500" recordó el demandante.

"Además, amenazó con descubrirlo frente a su madre, esposa, hermanos y amigos con fotos íntimas y vídeos tomados en varias ocasiones. "Sabía que era verdad cuando me envió dos videoclips que había tomado mientras nos besábamos en España. También copió en secreto todos mis números de contacto de mi teléfono y luego se comunicó con mi esposa", declaró el emiratí al fiscal.

El emiratí acudió con anterioridad a la Policía de Dubai en la comisaría de Al Qusais preocupado por la salud de su madre enferma si se enteraba del incidente.

La policía confiscó los teléfonos móviles de la acusada y se encontraron conversaciones entre ella y su víctima. Las notas de voz enviadas por ella en WhatsApp, que contenían el lenguaje abusivo y las amenazas mencionadas anteriormente, además de dos vídeos inapropiados, se utilizaron como evidencia criminal.

Durante el interrogatorio, la marroquí afirmó que estaba borracha cuando envió esos mensajes.

Una sentencia se pronunciará el 24 de marzo.

Triste final para la historia de amor entre una bailarina de un club y un emiratí
Comentarios