jueves. 18.08.2022

Uruguay da el relevo a EAU en la presidencia de la Convención Ramsar con el reto de “redoblar esfuerzos” en la protección de los humedales

El subsecretario de Medio Ambiente uruguayo asegura que en los últimos tres años el organismo ha conseguido “fortalecer su estructura” y lograr una “mayor visibilidad” internacional
De izquier a derecha, la cónsul uruguya en Emiratos Árabes, Bárbara Eldbeissy; Jorge Rucks, Walter Regueiro y María Gracia Delgado. (EL CORREO)
De izquier a derecha, la cónsul uruguya en Emiratos Árabes, Bárbara Eldbeissy; Jorge Rucks, Walter Regueiro y María Gracia Delgado. (EL CORREO)

Más de 1.000 representantes de 170 países participan hasta hoy en Dubai en la décimotercera conferencia de la Convención de Ramsar sobre los Humedales (COP13) con el objetivo de valorar y mejorar la estrategia de trabajo conjunto que las naciones desarrollan el marco de dicho organismo.

El encuentro internacional ha servido también para que se produzca el relevo en la presidencia de la Convención, que asume Emiratos Árabes Unidos tras el mandato de Uruguay. En este periodo de tres años, según ha explicado a EL CORREO DEL GOLFO Jorge Rucks, subsecretario del Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente de Uruguay, la convención ha conseguido “fortalecer su estructura”.

En la anterior conferencia, celebrada en Uruguay en 2015, se definieron las líneas que marcan el trabajo conjunto de los países miembros en esta etapa, recogidas en un plan de acción hacia el año 2025. Además de la constitución de una secretaría más fuerte, explica Rucks, “se generó un proceso de participación de los países mucho más cercano” a través de la conformación del comité permanente.

En los tres años en que Uruguay ha ocupado la presidencia, uno de los principales logros que ha alcanzado el organismo ha sido, según Rucks, “una mayor visibilidad de la convención en el marco internacional” en un momento en el que se han producido cambios muy importantes en materia medioambiental a nivel internacional como el plan de desarrollo sostenible a 2030 acordado en el seno de Naciones Unidas.

Además del refuerzo de su secretaría y el logro de una mayor proyección, indica Rucks, la Convención también ha ayudado a cada uno de sus estados miembros a fortalecer su trabajo por la protección de los humedales. En este sentido, según el uruguayo, “el hecho de tener una secretaría más fuerte y una capacidad científica y técnica de apoyo más cercana al trabajo de la secretaría y del comité permanente hace que la asistencia en los países por parte de la convención haya sido más cercana, con mayor capacidad y con un fortalecimiento de la protección de los humedales”.

Paradójicamente y a pesar de estos avances, admite Rucks, “los humedales se han seguido reduciendo aunque son ecosistemas claves en el proceso de desarrollo”. Según el estudio Global Wetlands Outlook, desarrollado por la Convención Ramsar, los humedales del mundo están disminuyendo rápidamente, con un 35 por ciento de pérdidas desde 1970.

“A pesar de la voluntad de los países de proteger los humedales en los hechos se está dando una contradicción porque los humedales siguen disminuyendo, de manera que hay algo que no está funcionando totalmente bien, por eso en esta convención se redoblan esfuerzos en la voluntad de los países pero también se redoblan en la capacidad de la convención de adecuarse a nuevos escenarios internacionales que han venido desarrollando una conciencia ambiental mayor”, declara Rucks. 

Por todo ello, recuerda el uruguayo, es tan importante el trabajo que realiza la Convención Ramsar de cara a la protección de esos ecosistemas, ayudando a los países miembros a defender sus ecosistemas con diferentes herramientas, como el apoyo científico técnico.

USO RACIONAL DE LOS HUMEDALES

Actualmente, analiza Rucks, existen “muchas presiones de uso del humedal que tienden a degradarlo o hacerlo desaparecer, muchas veces por procesos de urbanización, de desarrollo de las ciudades y otras veces por procesos de intensificación de la producción”. Sin embargo, la repercusión de la desaparición de los humedales tiene consecuencias en el “desarrollo a largo plazo” de esas comunidades.

Así, Rucks recuerda que cuando los humedales “se secan, se drenan, todo eso hace que cambien las condiciones ecológicas y con eso también atrás va la destrucción de lo que puede ser recursos de biodiversidad, la función de servicio de los humedales en relación a lo que es el flujo de las aguas y la calidad de las aguas y todo lo que respecta a los servicios que el propio humedal por sus características presta a la población”.

Este objetivo de conservación, afirma el uruguayo, está muy ligado al concepto de desarrollo sostenible porque “conservar los humedales no implica no usarlos sino usarlos de una manera racional”. El problema reside, apunta Rucks, “en ese enfrentamiento que muchas veces se da entre la forma de uso inmediato con una visión estratégica de desarrollo de largo plazo donde podemos destruir hoy sin pensar en qué va a pasar mañana”.

Precisamente, durante esta cumbre de Dubai se ha presentado la Acreditación de Ciudad  Humedal por primera vez, reconociendo a 18 ciudades que han tomado medidas excepcionales para salvaguardar sus humedales urbanos. “Conservar los humedales es incorporarlos de una forma dinámica, que la gente los utilice y los valore pero que no se pierdan”, considera el uruguayo.

Los 170 países que forman parte de la Convención Ramsar se organizan en seis regiones y aunque sus compromisos son similares resultan distintas la condiciones que cada zona tiene para cumplir los objetivos. “Hay países que tienen mayores dificultades para poder invertir en la protección de humedales, menores capacidades técnicas y eso genera en el marco de la convención la posibilidad de acuerdos entre países miembros de colaboración mutua”, explica el Rucks.

Uruguay, por ejemplo, participa en un programa con los otros cuatro países que comparten los humedales de la Cuenca del Plata. "Tenemos un programa con los cinco países de la cuenca en donde partimos de la base de identificación de los humedales que compartimos pero con una visión hacia su protección y hacia el uso sostenible de esos humedales", afirma el subsecretario-

En general, según el uruguayo, “se perciben esfuerzos en todos los países que son miembros de la convención”. Todos ellos, afirma, “están haciendo acciones de protección, hay una voluntad general de todos los países que son miembros”. El que obtengan mejores o peores resultados depende de las “capacidades” de cada país y “por supuesto también de las voluntades políticas”, advierte Rucks.

En el caso concreto de Uruguay, explica, se ha logrado sacar de la lista de humedales en peligro a “puntos muy importantes en la producción de arroz del país y de la producción ganadera” y “la conciencia de la importancia de los humedales ha llegado incluso a convertirse en ley nacional”, después de que el Parlamento haya aprobado una norma que habilita al Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente  a declarar los humedales para ser protegidos.

No es casualidad que Uruguay, un país donde el 12% de su territorio está formado por humedales, haya presidido el organismo durante los últimos tres años. En Uruguay, explica Rucks, “zonas muy importantes del sistema productivo tanto agrícola como ganadero están vinculados a los humedales”. Por todo ello, explica, “Uruguay ha desarrollado una política de protección de esos humedales y de su conservación basada fundamentalmente en la valorización del humedal en relación a los servicios que brinda a las gestión de las aguas, a la biodiversidad y su influencia en el cambio climático”.

AdemásJorge Rucks de Jorge Rucks, a la cumbre de Dubai, también han acudido por parte de Uruguay María Gracia Delgado, asesora en Relaciones Internacionales y Cooperación del Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente y Walter Regueiro, Punto Focal Nacional de la Convención de Ramsar de la Dirección Nacional de Medio Ambiente, Ministerio de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente.

Uruguay da el relevo a EAU en la presidencia de la Convención Ramsar con el reto de...
Comentarios