viernes 21/1/22

Vientres de alquiler: bebés de nadie almacenados en hoteles ucranianos

A causa de la pandemia de coronavirus, los padres extranjeros necesitan una autorización para entrar en Ucrania
Imagen de un hotel de la empresa BioTexCom con los niños nacidos tras gestación subrogada.
Imagen de un hotel de la empresa BioTexCom con los niños nacidos tras gestación subrogada.

Un centenar de bebés nacidos por gestación subrogada (vientre de alquiler) están bloqueados en Ucrania porque sus padres extranjeros no pueden ir a buscarlos por el cierre de fronteras provocado por el coronavirus, indicaron este jueves las autoridades ucranianas. Decenas de clientes europeos, entre ellos españoles, no pueden ir a recoger a los niños nacidos por gestación subrogada.

Según la información, “más de cien bebés esperan a sus padres en varios centros médicos”, indicó Liudmyla Denysova, responsable de derechos humanos ante el parlamento. Si se prolonga el confinamiento, otros niños nacerán “y su número podría alcanzar casi un millar”, dijo citando las estimaciones de una clínica de Kiev especializada en la gestación subrogada.

Esta clínica alberga actualmente en un hotel de su propiedad 51 bebés de padres extranjeros nacidos desde el cierre en marzo de las frontera ucranianas, indicó. Solo quince de ellos están con sus padres, que pudieron entrar en Ucrania antes de cierre.

“Todo parece ir bien allí, es limpio (...) hay cámaras que el personal utiliza para comunicar con sus padres, para enseñarles a sus hijos”, dijo Denysova, añadiendo que “cada bebé será entregado a sus padres”.

A causa de la pandemia de coronavirus, los padres extranjeros necesitan una autorización especial para entrar en Ucrania, entregada por Kiev a petición de sus países de origen. Pero algunas de sus Embajadas “rechazaron” intervenir y “esta cuestión todavía no está resuelta”, dijo la responsable.

Ucrania es un destino cada vez más frecuente para los padres que quieren practicar la gestación subrogada, sobre todo por su precio relativamente bajo, unos 28,000 euros.

Vientres de alquiler: bebés de nadie almacenados en hoteles ucranianos
Comentarios