jueves. 25.04.2024

El Tribunal de Estado Personal de Dubai rechazó un caso de herencia de 200 millones de dólares (734.604.000 dirhams) presentado por la viuda de un empresario después de que no pudo probar que su difunto esposo dejó un testamento.

La mujer libanesa de 75 años presentó el caso en agosto de 2021 y el veredicto se pronunció la semana pasada. El testamento presentado ante el tribunal otorgaba a la mujer la posesión de la mayor parte de la herencia del hombre, incluidas grandes sumas de dinero en efectivo en diferentes bancos de Emiratos Árabes Unidos y más de 39 apartamentos, villas y terrenos en Dubai.

La viuda pidió al tribunal que reconociera un testamento supuestamente escrito por su esposo canadiense, quien, según ella, pidió que ejecutara el testamento con base a la ley canadiense con respecto a la herencia. La esposa presentó el caso después de que la familia de su difunto marido presentara una solicitud de inventario en el tribunal.

"Su esposo murió en octubre de 2020, y el caso se presentó más de un año después de que mis clientes presentaran ante el tribunal una solicitud de inventario", declaró ante el juez el abogado Awatif Mohammed de Al Rowaad Advocates que representaba a la familia del empresario e Informó al tribunal que la solicitud de inventario se presentó con el conocimiento de la esposa. Después de que el tribunal le pidiera que presentara el testamento original, la mujer afirmó que no podía encontrarlo y presentó una copia.

El tribunal desestimó el caso cuando no pudo demostrar que el testamento era legítimo o que se había registrado en EAU o Canadá. "El laboratorio criminal de Dubai comparó la firma del difunto en la copia del testamento que presentó la mujer con su firma en el pasaporte", manifestó el abogado en el tribunal. "Los expertos del laboratorio criminal confirmaron que la firma en ambos documentos no era idéntica".

También resaltó que Canadá no cuenta con una ley federal sobre sucesiones que pueda implementarse en este caso. Sin embargo, la mujer puede apelar la sentencia judicial dentro de los 30 días siguientes a la fecha de su emisión.

Una viuda en Dubai pierde un caso de herencia de 200 millones de dólares
Comentarios