viernes. 19.08.2022

Yemen se enfrenta a una crisis alimentaria sin precedente en el mundo

Oxfam advierte en un informe que 24 millones de yemeníes necesitan asistencia humanitaria urgente en la actualidad
Un niño presencia la entrega de ayuda humanitaria en Yemen. (WAM)
Un niño presencia la entrega de ayuda humanitaria en Yemen. (WAM)

Oxfam, movimiento mundial con el objetivo de poner fin a la injusticia de la pobreza, advirtió este viernes de los peligros de las operaciones militares en Yemen. Según la organización, la guerra que sufre el país amenaza con provocar un desastre humanitario sin precedentes

"Yemen está experimentando la segunda mayor crisis alimentaria mundial después de la República Democrática del Congo", según recoge la organización benéfica en un informe publicado en su sitio web.

Asegura que el país puede ir a peor ya que se encuentra devastado por la guerra civil desde finales de marzo de 2015, lo que ha llevado a su población a "la peor crisis humanitaria del mundo".

Según las Naciones Unidas, 24 millones de yemeníes, lo que supone más de dos tercios de sus 30 millones de habitantes, necesitan asistencia humanitaria urgente ya que muchos de ellos están al borde de la hambruna.

El conflicto que sufre el país enfrenta al gobierno reconocido internacionalmente, apoyado por la Coalición por la Legitimidad en Yemen, y las milicias hutíes, respaldadas por Irán.

Los hutíes tienen controlada la capital, Saná, y amplias áreas en el norte y el oeste del país desde septiembre de 2014, año en el que asestaron un golpe de Estado contra el gobierno legítimo.

Yemen registra en la actualidad las peores tasas de hambre del mundo. El bloqueo y el conflicto han provocado que los precios de los alimentos suban más de un 100% desde 2016.

La ayuda humanitaria se ha reducido a la mitad. A día de hoy la asistencia alimentaria alcanza sólo a cinco millones de personas.

El Banco Mundial informó a principios de julio que Yemen es el país más pobre de la región de Oriente Medio y el Norte de África y que, según sus datos, desde 2015 experimenta la peor crisis humanitaria del mundo debido a "un conflicto que se cuece a fuego lento".

A finales de 2020, 233.000 personas habían muerto en Yemen, la mitad de ellas debido a la escasez de alimentos y a la falta de acceso a la atención médica y a una infraestructura básica.

A lo que hay que unir que a día de hoy más de cuatro millones de personas han abandonado sus hogares debido a la situación insostenible en la que se encuentran.

Emiratos Árabes Unidos mantiene un firme compromiso para erradicar las crisis alimentarias en el mundo, entre ellas, muy destacada, en Yemen, un país con el que mantiene estrechos lazos solidarios.

Su Gobierno anunció a comienzo de este año su participación con 230 millones de dólares en fondos para el Plan de Respuesta Humanitaria de la ONU para Yemen, en lo que es la continuación de sus esfuerzos para aliviar el hambre y el sufrimiento en la región y en todo el mundo.

Para cumplir con sus objetivos, Emiratos Árabes Unidos instó el pasado mes de febrero al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas a condenar la obstrucción de la entrega de ayuda humanitaria por parte de grupos armados en Yemen y exigir que respeten plenamente sus obligaciones en virtud del derecho internacional humanitario.

Yemen se enfrenta a una crisis alimentaria sin precedente en el mundo
Comentarios