sábado. 04.02.2023

La Embajada de España no es responsable de la muerte de Manolete

"En Emiratos Árabes estamos para intentar avanzar cada uno en su terreno con la ayuda de todos. Y eso no será posible si a lo que nos dedicamos es a tirar piedras sobre nuestro propio tejado"
Española vota en las elecciones al Consejo de Residentes Españoles en Emiratos Árabes. (EL CORREO)

La cita está en puertas: mañana, viernes 28 de mayo, los españoles inscritos en el registro consular de Abu Dhabi estamos llamados a participar en las terceras elecciones para el Consejo de Residentes en el Exterior que se celebran en Emiratos Árabes Unidos. EL CORREO DEL GOLFO, en fiel cumplimiento del compromiso que mantiene con la comunidad desde hace nueve años, ha facilitado en las últimas semanas información sobre el proceso. Y también ha intentado llevar hasta sus lectores los mensajes transmitidos por los número uno de las cuatro candidaturas que se presentan: Consejo de Españoles en Emiratos (CESPE), Consejo de Residentes Españoles en Emiratos Árabes (CREA), Españoles por Ti y Españoles Solidarios (ESSO). Sólo ha sido posible en tres casos: CESPE, CREA y Españoles por Ti. Se ha quedado fuera ESSO, que aunque recibió la correspondiente solicitud al mismo tiempo y de la misma forma que el resto de las candidaturas, finalmente no facilitó los contenidos requeridos con el tiempo suficiente para su publicación en base al calendario fijado. 

Las tres entrevistas publicadas, EL CORREO DEL GOLFO las ha difundido a través de varios de sus canales. Por supuesto en su web elcorreo.ae, que en 2020 registró más de cuatro millones de usuarios según Google Analytics, una cifra absolutamente espectacular si se tiene en cuenta que en el ámbito geográfico más cercano al que se dirige, Emiratos Árabes, difícilmente se alcanzan los 40.000 hispanohablantes. También las ha difundido por medio de las redes sociales, principalmente en Facebook, donde la página del periódico cuenta con más de 25.000 seguidores, lo que la convierte -con enorme diferencia- en la más seguida en español de la región. Por supuesto, muy por encima de cualquier grupo. Y debo subrayar, porque es sumamente importante, que esos 25.000 seguidores están certificados con la 'Insignia azul de verifación', que es la acreditación que otorga el propio Facebook a una página o un perfil para dejar clara su autenticidad y demostrar que cada uno de sus seguidores es real. A ellos hay que sumar los 5.000 -el máximo posible- con los que cuenta el perfil de Amelia Cruzado, coordinadora de elcorreo.ae, en el que sólo comparte contenidos del periódico.

EL CORREO también cuenta con seguidores en Instagram, donde ya se elevan a 4.000, Twitter, Linkedin o Youtube. En total, por encima de los 36.000. Y eso que tuvimos un desgraciado problema en Twitter que nos hizo perder hace unos meses a todos nuestros seguidores en esa red, donde estábamos en 5.000. Pusimos en marcha un nuevo perfil y ya superamos los 1.200. Y en todas las redes los seguidores los hemos conseguido uno a uno, día a día. Lo que quiere decir que nunca se han incorporado de golpe cientos o miles de seguidores. Cuando eso ocurra, comiencen a sospechar. Y que conste que en el total de seguidores no añado mi grupo familiar de wasap por más concurrido y activo que sea y por más que hablemos de visados y de problemas con la movilidad. Y a esos seguidores añadan ustedes los 15.000 suscriptores de la newsletter diaria, que se me habían pasado.

Es el potencial que hemos puesto al servicio de la comunidad para difundir contenidos relacionados con el proceso electoral del Consejo de Residentes Españoles en EAU. El grano de arena que aportamos para que haya una participación superior a anteriores citas y que se ha sumado al esfuerzo realizado por la Embajada de España para tener al tanto a los españoles de todo lo relacionado con estas elecciones. Y en este sentido, como español que resido en Emiratos Árabes desde hace nueve años, tengo que decir que ese esfuerzo ha sido muy relevante. La Embajada no sólo ha enviado puntuales correos electrónicos en varias ocasiones a todos los españoles registrados. Además ha puesto al servicio de las candidaturas sus redes sociales, donde ha difundido sus programas y vídeos. Es un hecho. 

Y tras esto, voy al meollo del asunto: la relación de la Embajada de España con los españoles. Evidentemente es mejorable. Todo en esta vida es mejorable. Y hay que luchar para que así sea. Pero siempre con los pies en el suelo y teniendo en cuenta el momento y los recursos con que se cuenta. Sería magnífico que la Embajada pusiera un coche oficial a disposición de cada español. O que los trámites se pudieran realizar por telepatía. De momento, no hemos llegado a eso. Aunque tengo la convicción de que en la Embajada estarían encantados de que así fuera. Quienes hoy la dirigen han demostrado que están volcados con la comunidad de múltiples formas. Durante la pandemia han realizado una gran labor para mantener a la colonia al tanto de todo lo que ocurría por aquí y por allí. Y eso es muy complicado, aún más si se tiene presente que medidas y protocolos relacionados con esta cuestión a veces cambiaban cada hora y que no siempre la información se hallaba al alcance de delegaciones diplomáticas y oficinas consulares. Imaginen que hace una semana en el mostrador de embarque de Turkish Airline en el aeropuerto de Madrid me pedían para viajar a Dubai el registro en la ICA, algo que todos ustedes saben no es necesario desde hace meses. Estuvieron a punto de no dejarme subir en el avión. De hecho, fui el último en acceder al interior de la nave. Durante la tensa conversación que mantuve con la señora que me atendía incluso llegué a escuchar que a Dubai no podían viajar los turistas. Tomen conciencia del desbarajuste. ¿Y de quién es reponsabilidad? Desde luego, de la Embajada no. Pero hay quienes todas estas situaciones se las achacan a la Embajada. Y no es justo.

La Embajada ha creado en Emiratos Árabes asociaciones profesionales de científicos, investigadores y profesores españoles; ha impulsado su relación con centros educativos y universidades; ha logrado introducir el español en las escuelas del país; ha dado alas y promoción a los restaurante españoles; ha impulsado la presencia cultural por medio de numerosas exposiciones; ha organizado cursos online de sevillanas; ha multiplicado la actividad en otros emiratos más allá de Abu Dhabi y Dubai... Estoy haciendo memoria. ¿Y nadie dice nada de todo esto? Repito: no es justo.

Además, me consta, que lucha por lograr la apertura de un Consulado General de España en Dubai, que es muy necesario. Sé que antes de la pandemia estaba el segundo de la cola para abrir. Pero esto no depende de quienes hoy están al frente de la Embajada. Ni siquiera depende del Ministerio de Asuntos Exteriores. La gran decisión está en manos del Ministerio de Economía, que es quien debe librar los fondos para sufragar su creación y mantenimiento. Es decir, que la Embajada de España en Emiratos Árabes no es la responsable de la muerte de Manolete.

Creo firmemente que la meta de los españoles en Emiratos Árabes, y por tanto del Consejo de Residentes que surja este viernes de las urnas, se encuentra en perseguir la unión. En caminar de la mano ciudadanos y administraciones. Aquí no estamos para librar batallas. Ni para reproducir bloques políticos y luchas partidistas plagadas de intereses personales. Aquí estamos para intentar avanzar cada uno en su terreno con la ayuda de todos. Para lograr que la imagen de España y de los españoles, que ya goza de enorme prestigio, crezca todavía más. Y eso no será posible si a lo que nos dedicamos es a tirar piedras sobre nuestro propio tejado.

La Embajada de España no es responsable de la muerte de Manolete
Comentarios