viernes. 03.02.2023

Mariano Andrés cumple 50 solidarios años

Ha olvidado el Rolex que se iba a regalar por su medio siglo de vida y el dinero lo va a destinar al buen hacer de World Central Kitchen, la ONG impulsada por su hermano José Andrés que hoy reparte miles de comidas diarias en el vapuleado Este de Europa
Mariano Andrés, durante la celebración del 21 aniversario del restaurante Seville's en Dubai. (EL CORREO)
Mariano Andrés, durante la celebración del 21 aniversario del restaurante Seville's en Dubai. (EL CORREO)
El gran Mariano Andrés Puerta, a quien todos conocemos en este país, cumplirá en unos días 50 años. Una fecha importante. Lo sé porque yo también he cumplido mi medio siglo aquí, en Emiratos Árabes. Aunque de eso hace ya ocho años. Mariano es un chaval. No hay más que ver la intensidad y pasión que pone en todos los eventos que organiza en el Seville's. Cada día me encuentro más a gusto en ese trocito de España en Dubai. Intento no perderme ninguno de los encuentros que allí celebran. El último día que estuve fue el pasado sábado, donde disfruté de la colosal fabada que preparó Aleix Font. La verdad es que me hubiera gustado tomarme un segundo plato. Y puede que un tercero. Pero entiendo que esto no es lo apropiado para una persona de mi edad. Pues bien, en el Seville's me encontré con Mariano, a quien tengo que agradecer la amabilidad que siempre dispensa a quienes intentamos sacar adelante EL CORREO DEL GOLFO, que ya lleva una década circulando por estas tierras. Y hablando con él, en sólo unos minutos, me hizo toda una declaración de vida. Fue una de esas conversaciones rápidas pero que en realidad son trascendentales porque señalan la senda que se quiere recorrer en los años que quedan por delante, que espero sean muchos. Mariano me comentó que siempre había dicho que para su 50 cumpleaños se iba a regalar un Rolex, uno de esos pelucos que cuesta una pasta. Pero que ahora, llegado el momento, no le ve el sentido. Sus valores han cambiado. O al menos han cambiado sus prioridades. Por lo que en lugar de gastarse el dinero en un extraordinario aparato que marca el paso el tiempo ha decidido que lo va a destinar al buen hacer de World Central Kitchen, la ONG impulsada por su hermano José Andrés que ha revolucionado el concepto de la solidaridad en el mundo. Piensen que, en esta crisis que actualmente azota al mundo, ya ha servido un millón de comidas a familias en Ucrania, Polonia, Rumanía, Moldavia y Hungría. Y el dinero del Rolex de Mariano ayudará a que sean muchas más. Mariano, que hay que aclarar que siempre ha tenido una marcada vena solidaria, avanzó en la conversación y me confesó que esas cuestiones materiales, que en numerosas etapas marcan el devenir de nuestras exisitencias, hoy las tiene superadas. Y que su paraíso futuro pasa muy lejos de coches y casas y se centra en vivir tranquilo junto a su familia y a sus hijos. El Rolex ha quedado definitivamente en el olvido. Lo que hoy preside los días de Mariano es algo muy simple pero que pocos alcanzan a ver: que lo único importante es intentar ser feliz sin alharacas y vivir en paz con la conciencia.

Mariano Andrés cumple 50 solidarios años
Comentarios