martes. 04.10.2022

Efusivas felicitaciones al embajador de México en Emiratos Árabes

Es la primera vez en diez años que he escuchado a un diplomático hispanoparlante pronunciar en un acto oficial su discurso en español
El embajador de México en Emiratos Árabes, Luis Alfonso Alba, interviene en español durante la celebración del Día Nacional de su país en Abu Dhabi. (EL CORREO)
El embajador de México en Emiratos Árabes, Luis Alfonso Alba, interviene en español durante la celebración del Día Nacional de su país en Abu Dhabi. (EL CORREO)

Llevo diez años asistiendo a celebraciones de días nacionales de países hispanoparlantes en Abu Dhabi y es la primera vez que he escuchado a un embajador pronunciar su discurso en español. Ocurrió el pasado 15 de septiembre durante el 212° Aniversario del Inicio de la Gesta de Independencia de México. Comenzaba la fiesta y por los altavoces surgió un nítido "me complace extender a todos ustedes la más cordial bienvenida a la...". Era el embajador Luis Alfonso de Alba saludando a los invitados. Pensé: está hablando en español al principio y después, como es lo habitual, continuará en inglés. Pero no, siguió en español: "Deseo iniciar estas palabras expresando mi agradecimiento a las autoridades emiratís por el apoyo que han brindado a la embajada de México y a mí en lo personal...". En ese justo instante fue cuando me comencé a sorprender. El embajador insistía en expresarse en español: "Son ya más de 2,000 las mexicanas y mexicanos que viven en los Emiratos Arabes Unidos y que contribuyen al desarrollo de este país...". Ahí ya tenía los ojos como platos. ¿No iba a hablar en inglés?

El impacto final fue cuando la eficaz, atenta y cumplidora Nawal Boulos, encargada de Asuntos Culturales de la Embajada de México, puso sus pies sobre el escenario y, en perfecto árabe, procedió a traducir las palabras de su jefe. No daba crédito: la intervención en un acto oficial del embajador de un país hispanohablante estaba siendo en español y traducido al árabe. El discurso en inglés quedó reducido al fondo de la pantalla situada en el escenario. Exactamente la posición que le corresponde.   

"¿Es lógico que en un acto oficial se relegue el idioma del país anfitrión en favor de otra lengua que nada tiene que ver ni con quienes organizan el evento ni con el lugar donde celebra?"

Entendí que esa, y no otra, era la gran aportación del evento a la actualidad. Nunca he comprendido por qué se habla en inglés en los actos oficiales. Ya sé que la explicación que se da es que aquí tanto los locales como los extranjeros hablan inglés. Y que, por tanto, se usa la lengua de William Shakespeare para que el mensaje llegue sin problema. Pero siceramente pienso que hay más: en Emiratos Árabes se venera el inglés. Y me da la impresión de que si se emplea el idioma de los 'british' en, por ejemplo, actos oficiales, uno se siente más 'cool'. 

Como suelo decir, mi inglés es muy malo, pero ello no me impide llevar una década ejerciendo en estas tierras mi profesión y entendiéndome con quienes por aquí habitan, ciudadanos de muchísimas nacionalidades. Escrito lo cual añado que a día de hoy es imprescindible hablar inglés. A diario me hago la encomienda de aprenderlo. Pero uno va como loco por la vida y sin tiempo para nada. Soy plenamente consciente de la utilidad de saber inglés y de lo práctico que es. De hecho, mis tres hijos lo hablan perfectamente. Pero eso no quiere decir que en un acto oficial, por más angloparlantes que haya entre el respetable, se relegue el idioma del país anfitrión en favor de otra lengua que nada tiene que ver ni con quienes organizan el evento ni con el lugar donde celebra. No sé si me explico.

Aplausos para el embajador de México, Luis Alfonso de Alba, El embajador de México en Emiratos Árabes, Luis Alfonso Alba, tras hablar en español en la celebración del Día Nacional de su país en Abu Dhabi. (EL CORREO)
Aplausos para el embajador de México en Emiratos Árabes, Luis Alfonso de Alba, tras hablar en español en la celebración del Día Nacional de su país en Abu Dhabi. (EL CORREO)

Si de verdad queremos situar el español, un idioma que hablan 500 millones de personas en el mundo, en el lugar que merece no podemos ir escondiéndolo y dándonos palmaditas en la espalda por lo bien que nos manejamos en inglés. Esas alegrías las tenemos que dejar para cuando nos encontramos en la intimidad. En un acto oficial hay que sacar la bandera y enarbolar el español, dejar claro a todos quienes nos escuchan que estamos orgullosos del idioma que hablamos y que lo exhibimos sin complejos donde haga falta. Y más si de lo que se trata es de avanzar en la conquista de territorios para la lengua de Miguel de Cervantes y de Gabriel García Márquez.

Y eso, precisamente, fue lo que hizo el embajador de México, Luis Alfonso de Alba, en la celebración del Día Nacional de su país en Emiratos Árabes. Mis más efusivas felicitaciones. No imaginan cuánto avanzaríamos si cundiera el ejemplo.

Efusivas felicitaciones al embajador de México en Emiratos Árabes
Comentarios