miércoles 1/12/21

El madridismo recibe en Dubai la undécima Copa de Europa con pasión y enorme alegría

Latigazo de satisfacción merengue del Creek a la Marina y gran tristeza de los muchos seguidores que el Atlético tiene en Emiratos
Aficionados merengues, eufóricos en Casa de Tapas tras conseguir el Real Madrid la undécima. (EL CORREO)
Aficionados merengues, eufóricos en Casa de Tapas tras conseguir el Real Madrid la undécima. (EL CORREO)

El Real Madrid se ha proclamado en el Estadio San Siro de Milán campeón de Europa por undécima vez al imponerse en la final de la Champions League al Atlético de Madrid en la tanda de penaltis (5-3) tras acabar los 90 minutos y la prórroga con empate a uno. Y Dubai también lo ha vivido con toda intensidad desde los instantes preliminares hasta el último segundo.

Merengues y colchoneros, con banderas al viento y enfundados en las camisetas de sus amores, no dudaron en reunirse en emblemáticos lugares de la ciudad emiratí, donde disfrutaron de la apasionante final. EL CORREO DEL GOLFO estuvo en dos de ellos, cada uno situado en un extremo de Dubai: en el norte (Deira), el restaurante español Casa de Tapas, en el que se dieron cita las peñas de ambos equipos, y en el sur (Marina), el hotel Media One, que presentó un ambiente de gala con numerosa presencia española. 

Los madridistas no disimularon su alegría cuando Sergio Ramos adelantó al conjunto de Zinedine Zidane al cuarto de hora. Ni tampoco cuando el Atlético malogró un penalti por medio del francés Antoine Griezmann (m.48). Al contrario, dieron rienda suelta a la fiesta y a los cánticos, que no cesaron ni cuanto el Atlético igualó a los 79 minutos con un tanto del belga Yannick Ferreira Carrasco.

Pero a partir de ese punto la historia fue diferente. Los seguidores rojiblancos, que andaban muy cabizbajos y hasta puede que desesperanzados, se vinieron arriba, especialmente en Casa de Tapas, donde se encontraba el presidente de la peña colchonera, Borja Vela, que recuperó toda su energía de un plumazo con la llegada del empate a uno.

En ese instante, tanto en Casa de Tapas como en el Media One, la batalla entre los hinchas de uno y otro equipo era total. Y fue a más con la prórroga y después con los penaltis. A esas alturas era una final no apta para cardíacos y Dubai la seguía con toda la pasión, ni más ni menos que en cualquier punto de España.

De hecho, blancos y atléticos habían acudido a sus lugares de encuentro con bastante antelación al inicio del partido, que en Emiratos Árabes Unidos (EAU) tuvo lugar a las 22.45 horas. De manera que la prórroga comenzó cuando faltaban diez minutos para la 1 de la madrugada y el final del encuentro, tras acabar una prórroga en la que no se movió el marcador, se fue más allá de la 1.30

Después todavía hubo que aguardar la tanda de penaltis, en la que marcaron todos los lanzadores madridistas, Lucas Vázquez, Marcelo, Bale, Sergio Ramos y Cristiano Ronaldo, y en la que por el Atlético de Madrid anotaron Griezmann, Gabi, Saúl y falló Juanfran. Era la 1.35 cuando el Real Madrid se llevó la undécima. Y en Dubai, a pesar de que el domingo no sólo es laborable sino que además es el primer día de la semana, no se había movido ni un seguidor de uno y otro equipo del lugar elegido para seguir el encuentro.

Lo que continuó fue una gran fiesta de celebración para los madridistas y decepción de la gorda envuelta en llanto para los atléticos, de los que en Emiratos Árabes hay numerosos y grandes aficionados. Por un momento los colchoneros pensaron que la noche podía ser rojiblanca también aquí, a orillas de las cálidas aguas del Golfo Arábigo, pero finalmente acabó siendo blanca para regocijo de una hinchada que vibró, y de qué forma, del Creek a la Marina.

El madridismo recibe en Dubai la undécima Copa de Europa con pasión y enorme alegría
Comentarios