viernes 21/1/22

Arabia Saudita compra el sistema de defensa antiaérea S-400 a Rusia

Los acuerdos firmados este jueves también comprenden sistemas antitanque, lanzacohetes, lanzagranadas y fusiles de asalto
El presidente de Rusia y el Rey de Arabia Saudita durante su encuentro en Moscú.
El presidente de Rusia y el Rey de Arabia Saudita durante su encuentro en Moscú.

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, y el rey Salmán de Arabia Saudita, aliado tradicional de Washington, sellaron este jueves su acercamiento al firmar acuerdos militares y energéticos en ocasión de la primera visita del soberano a Moscú.

El anuncio de un contrato que abre la vía para la compra por Riad de sistemas de defensa antiaérea rusos S-400, rubricado en el Kremlin, entre otros documentos que representan transacciones por miles de millones de dólares, son consecuencia de varios meses de un diálogo creciente entre ambos países, pero también simboliza la actual importancia del papel de Moscú en Oriente Medio.

"Esta visita brindará un nuevo impulso poderoso al desarrollo de las relaciones bilaterales", declaró Putin al iniciar su diálogo con el rey Salmán. Los acuerdos firmados este jueves "permiten elevar la asociación ruso-saudí a un nivel inédito", destacó el jefe de la diplomacia rusa, Serguéi Lavrov, tras finalizar las negociaciones.

En total, se firmaron una quincena de acuerdos que representan "miles de millones de dólares", según el presidente del Fondo Ruso de Inversiones Directas, Kiril Dmitriev.

Los sistemas de misiles S-400. uno de los incluidos en el memorando, constituyen una potente arma antiaérea, comprados recientemente por Turquía, miembro de la OTAN, lo que suscitó críticas de Washington.

Los acuerdos también comprenden  sistemas antitanque, lanzacohetes, lanzagranadas y fusiles de asalto.

A largo plazo, ambos países planean realizar transferencia de tecnologías para que los S-400 puedan fabricarse en Arabia Saudita. Otros dos acuerdos prevén en particular la creación de dos fondos comunes de inversión en el dominio energético y en el de las altas tecnologías, cada uno por un valor de 1.000 millones dólares.

Sin embargo, estos acuerdos deben relativizarse: Arabia Saudita  firmó con Washington en mayo contratos de compra de armamentos por 110.000 millones de dólares, en ocasión de la visita del presidente Donald Trump a Riad. A pesar de ello, "así Arabia Saudita reconoce a Rusia como un actor importante en la región, en tanto hace dos o tres años, la retórica era diferente, llegando incluso a las amenazas directas. Ahora hay más respeto por los rusos", aseguró a la AFP el analista político Fiodor Lukianov.

Rusia y Arabia Saudita se encuentran entre los principales actores del conflicto en Siria, donde septiembre ha sido el mes más mortífero en 2017, con al menos 3.000 víctimas mortales, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

Señalando un intercambio "franco" sobre la situación en Oriente Medio y África del Norte, Lavrov aseguró que los dos dirigentes comparten "la necesidad de alcanzar un diálogo respetuoso entre todas las partes interesadas, para arreglar estos problemas".

La Unión Soviética fue el primer Estado en reconocer al reino de Arabia Saudía. Pero ningún dirigente saudí visitó la URSS o Rusia anteriormente, y Putin visitó el país del Golfo en el 2007 por primera vez. El acercamiento reciente entre Moscú y Riad ha sido favorecido por su rol motor en el acuerdo entre grandes productores de petróleo, que permita controlar la caída de los precios, lo que ha golpeado a sendas economías.

"Aspiramos a continuar la cooperación positiva entre nuestros países en vistas de estabilizar los mercados petroleros mundiales", aseguró el rey Salmán en sus conversaciones con Putin. El soberano saudí  se entrevistará el viernes con el primer ministro ruso, Dmitri Medvedev. Esto a un mes de una nueva reunión de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), en la que Arabia Saudita es líder. La posibilidad de prolongar el acuerdo entre países productores, de la OPEP y fuera de esta como Rusia, para limitar su producción y poner fin al exceso de oferta, será discutida.

Arabia Saudita compra el sistema de defensa antiaérea S-400 a Rusia
Comentarios