sábado 29/1/22

El café de Guatemala apuesta por Oriente Medio como mercado de expansión

Anacafé, que agrupa a más de 100.000 productores guatemaltecos, participa en Dubai World of Coffee

Juan Luis Barrios, presidente de la Asociación Nacional del Café de Guatemala, en el exterior de la Pabellón Nacional de su país en Expo 2020 Dubai con un tapabocas que muestra la nueva imagen de Anacafé. (EL CORREO)
Juan Luis Barrios, presidente de la Asociación Nacional del Café de Guatemala, en el exterior de la Pabellón Nacional de su país en Expo 2020 Dubai con un tapabocas que muestra la nueva imagen de Anacafé. (EL CORREO)

El café de Guatemala ha desembarcado en Emiratos Árabes Unidos, donde acaba de participar en el evento Dubai World of Coffee de la mano de la Asociación Nacional del Café (Anacafé). Según ha explicado a EL CORREO DEL GOLFO Juan Luis Barrios, presidente de la asociación, que agrupa a más de 125.000 familias productoras de café guatemaltecas, su objetivo es avanzar para lograr que Oriente Medio aumente su peso como mercado importador.

Barrios explica que “el Medio Oriente y el Norte de África forman el mercado de mayor crecimiento de los últimos cinco o seis años” y los cafeteros de Guatemala quieren estar “bien presentes en él”. Actualmente, añade, el 39% del café de Guatemala es exportado a EEUU, el 11% va a Canadá y el 9%, a Japón. Un 23% llega a diferentes países de Europa a través de Bélgica y Holanda y es China, que ha pasado en dos años  de representar menos del 3% de las exportaciones a subir al 7%, quien pone el referente al mercado árabe. “Esperamos que Oriente Medio lleve una tendencia similar a la de China”, expone el presidente de Anacafé.

Para conseguir su objetivo, Anacafé ha apostado por renovar su proyección exterior con “una imagen más fresca, con colores más vivos”, apunta Barrios. A través de esta imagen, los productores quieren transmitir con claridad que “la caficultura guatemalteca es una caficultura alegre y diversa”. En este sentido, Barrios explica que “una de las grandes fortalezas” que tiene el café de Guatemala es que se produce en “más de 300 microclimas repartidos en el 60 por ciento de los municipios del país”.

La caficultura guatemalteca es una caficultura alegre y diversa

Por eso han apostado por “la regionalización de los cafés”, definiendo ocho perfiles de taza de café diferentes. Con esta “diversidad de sabores”, los productores quieren que los tostadores e importadores vean que en Guatemala disponen de “muchas opciones” y que pueden encontrar fácilmente “lo que necesitan, dependiendo del gusto de cada mercado”.  El café de Guatemala, describe Barrios, aúna en una taza “un sinfín de experiencias de sabor que son un reflejo tanto del dinamismo del campo como su diversidad”.

El presidente de Anacafé explica que la regionalización es una prueba de que la de Guatemala es una “caficultura innovadora” porque fue la primera en apostar por ella en el 94, abriendo un camino que replicaron otros muchos países.  “Somos un país que tiende a marcar tendencia”, dice Barrios, recordando que “fue en Guatemala donde se inventó el café instantáneo”.

La participación de Anacafé en la feria de Dubai forma parte de una de las dos áreas de intervención principales de Anacafé, la promoción del café guatemalteco. Otra línea de trabajo fundamental de la asociación, señala Barrios, es el servicio de asistencia técnica agronómica a los productores. Desde él intentan ayudar a los asociados “a ser rentables y aumentar la productividad”. El presidente de esta organización explica que, como sector, tienen el objetivo de “aumentar la producción” pero sin incrementar el área de producción. “Con las 305.000 hectáreas actuales podemos aspirar a un 20 o 25% más de producción de café mejorando las técnicas de productividad, se trata de aumentar la cantidad manteniendo la calidad”, explica.

El presidente de Anacafé, ante el Pabellón de Guatemala en Expo 2020 Dubai. (EL CORREO)El presidente de Anacafé, ante el Pabellón de Guatemala en Expo Dubai. (EL CORREO

Barrios indica que esta estrategia les ha funcionado bien hasta ahora. “En los últimos 25 años hemos hecho muy bien nuestro enfoque hacia la calidad y por eso, en términos generales, según los tostadores, Guatemala está entre los tres países favoritos en cuanto a la calidad de café”, expone. Este poderío cafetero de Guatemala se pone de manifiesto en el hecho de que el propio Barrios es presidente del Specialty Coffee Association, organización a nivel mundial que aglutina a toda la cadena cafetera, desde productores a baristas. Anacafé, indica su presidente, “es una de las instituciones a nivel mundial referente en representación de productores” y eso habla, a su juicio, “de la calidad de los cafés de Guatemala, particularmente en el mundo de los cafés especiales”.

Dentro de la economía guatemalteca el café, que el país exporta desde 1856, tiene un peso fundamental. Es el producto agrícola con mayor ingreso de divisas y el segundo producto, después de la industria textil, que más divisas produce. El sector cafetero está presente en el 60% de los municipios, es decir, 204 de los 340 municipios del país. “Somos el único producto agremiado con ese nivel de cobertura y específicamente en el área rural, por eso sabemos la importancia que tiene que hagamos bien nuestro trabajo en Anacafé, ya que si logramos que los caficultores sean rentables, estén generando ingresos y puedan ser prósperos eso genera un efecto de arrastre sobre el resto de su área y esa es una de nuestras grandes motivaciones”, dice Barrios.

Guatemala está entre los tres países favoritos en cuanto a la calidad de café

La influencia de Anacafé en el desarrollo de su entorno no solo es indirecta a través de la ayuda a los productores y el respeto al medio ambiente sino que también se produce directamente gracias a una entidad propia, la Fundación de la Caficultura para el Desarrollo Rural (Funcafé). Desde ella, explica Barrios, trabajan en tres áreas: educación, salud y seguridad alimentaria y nutricional. Funcafé, dice Barrios, “es el brazo social de la caficultura, una entidad que por sus propios méritos ha logrado tener bastante injerencia en muchas áreas”.

Impulsan programas como Coffee kindergarten, con el que luchan contra el trabajo infantil y por el que han sido premiados. “Tenemos que darle las herramientas a la población alrededor del café para que salgamos adelante y aquí Funcafé juega un rol, tenemos buena relación con el Gobierno y le vamos a presentar al Ministerio de Trabajo en las próximas semanas un diseño de un Coffee kindergarten modular para que pueda ser replicado en otras partes del país, se trata de ir apoyando al desarrollo del país”, concluye Barrios.

El café de Guatemala apuesta por Oriente Medio como mercado de expansión
Comentarios