domingo. 23.06.2024

Arabia Saudita y la OPEP prosiguen 'inundando' el mundo de petróleo en un intento por expulsar del mercado a los productores que incurren en mayores costes. Esta política podría llegar a su fin si se cumplen varias hipótesis, algo que parece casi imposible. Un informe confidencial muestra que Arabia Saudí explicará a otros países productores que está dispuesta a aceptar un recorte de producción en la OPEP si países como México o Rusia aceptan moverse en el mismo sentido.

El país más grande del Golfo Arábigo se ha mostrado últimamente partidaria de mantener la estrategia actual que supone una merma sustancial de los ingresos ahora pero puede suponer un futuro más halagüeño para la OPEP si los productores de EEUU y Canadá terminan sucumbiendo a los bajos precios. Sin embargo, las presiones de países como Venezuela o Ecuador para que se recorte la producción de crudo y los precios alcancen niveles mayores empiezan a hacer mella en Arabia Saudita. 

Aunque este viernes en la reunión del cártel en Viena se vaya a proponer este recorte de la producción, las posibilidades de que éste salga adelante son mínimos, puesto que países como Rusia ya han avanzado que tienen la intención de seguir incrementando su producción de crudo y de seguir compitiendo vía precios con la OPEP. 

Según publica Bloomberg, Arabia Saudita estaría dispuesta a recudir la producción si Rusia, México y Kazajistán también se unen a esta política de 'control de precios' de forma coordinada con la OPEP. Además, Irak tendría que congelar su producción para que el acuerdo llegase a buen puerto, lo que complica aún más la situación. 

Mientras tanto, el petróleo sufrió en la sesión de este martes otro batacazo. El West Texas, de referencia en EEUU, cayó ayer un 4,56% y cerró en 39,94 dólares el barril, tras conocerse un nuevo aumento semanal en las reservas de crudo de Estados Unidos, que ya están en niveles no vistos en ocho décadas. Este jueves, el petróleo subió algo más del 1% tras conocerse esta posible propuesta de Arabia Saudita. El rebote es escaso, quizá por la dificultad de que esta propuesta termine llevándose a cabo.

Las condiciones que pide Arabia Saudita para recortar la producción de petróleo