domingo. 19.05.2024

Costa Rica busca mostrar al mundo "los avances en políticas públicas" en acción climática que el país ha logrado en los últimos años. Lo hará durante la próxima Conferencia de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (Cop28), dijo a la Agencia de Noticias de Emiratos (WAM) el embajador del país centroamericano en Emiratos Árabes Unidos, Francisco Chacón.

Entre estos logros, Costa Rica ha sido reconocida por producir "el 100 por ciento de su electricidad a partir de fuentes renovables", así como iniciativas como los agropaisajes sostenibles, para demostrar que "es posible tener un sector agrícola robusto, sin emisiones y libre de deforestación", añadió el diplomático.

Matriz eléctrica 100% por ciento renovable y deforestación

El país centroamericano, que se ha posicionado internacionalmente como pionero en lanzar políticas ambientales en América Latina, inició el año 2023 produciendo el 100 por ciento de su electricidad a partir de energías renovables. Las tecnologías que más energía limpia aportaron a la red eléctrica de Costa Rica fueron la hidroeléctrica, la eólica y la geotérmica.

Costa Rica también ha sido uno de los pocos países que ha revertido la deforestación en los últimos años, un avance que lo convirtió en el primer país de América Latina y el Caribe en recibir 60 millones de dólares del Fondo Cooperativo para el Carbono de los Bosques del Banco Mundial en 2020. La suma se destina a apoyar los esfuerzos para reducir hasta 12 millones de toneladas de emisiones de CO2 hasta finales de 2025.

El apoyo reconoce los esfuerzos de Costa Rica por mantener sus bosques y su contribución a la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero.

Gran parte de este apoyo financiero se dirige a poblaciones clave, como comunidades forestales indígenas y grupos de mujeres y jóvenes que trabajan para conservar la naturaleza.

Plan Nacional de Descarbonización

En 2019, la nación centroamericana lanzó su Plan Nacional de Descarbonización con el compromiso de alcanzar el cero neto para 2050 sobre la base de una economía moderna y sostenible.

La estrategia se divide en diez categorías que abarcan los sectores de transporte, generación de electricidad, sistemas agrícolas, construcción y gestión de residuos, y territorios basados ​​en la naturaleza.

Cada uno está marcado con diferentes objetivos y clasificado según las etapas del proyecto: inicio (2018-2022), inflexión (2023-2030) y despliegue masivo (2031-2050).

Si se cumplen todos los objetivos, Costa Rica no emitirá más carbono a la atmósfera del que pueda compensar a través de la naturaleza para 2050.

Para lograr sus objetivos, el país continúa trabajando en priorizar el desarrollo de la energía solar fotovoltaica y eólica terrestre, mejorar su capacidad de almacenamiento y electrificar el sector del transporte para lograr la descarbonización total.

Todo ello sin descuidar necesidades que van desde involucrar a las partes interesadas de todos los sectores en el campo energético hasta desarrollar un marco político para la formación de personas y la integración de las energías renovables en el desarrollo rural.

Costa Rica, uno de los países que unen América del Norte y del Sur, es considerado uno de los lugares más diversos del mundo y con mayor variedad de especies del planeta. En concreto, el país alberga el cinco por ciento de la biodiversidad mundial. Cientos de estas especies son endémicas, lo que significa que no se encuentran en ningún otro lugar del planeta, e incluyen ranas, serpientes, lagartos, pinzones, colibríes, gofres, ratones, cíclidos y gobios.

Costa Rica, pionera en políticas verdes en América Latina