sábado. 25.05.2024

El ministro de Energía de Emiratos Árabes Unidos dijo el jueves que estaba más preocupado por el suministro de petróleo crudo que por la demanda en medio de campos petroleros obsoletos y la falta de inversión en nuevos proyectos.

El mundo consume más de 100 millones de barriles por día de crudo y alrededor de ocho millones de bpd de producción deben reemplazarse cada año, pero el nivel actual de inversión no es suficiente, manifestó el ministro de Energía e Infraestructura de EAU, Suhail Al Mazrouei, en el Seminario de la OPEP en Viena. “El ritmo de crecimiento de la demanda de crudo en los últimos diez años fue entre el 1 y el 1,5 por ciento cada año… ahora es del dos por ciento”, dijo Al Mazrouei. “Escuchamos la historia del pico de demanda hace cinco años e incluso hace 10 años”.

La Agencia Internacional de Energía espera que el crecimiento de la demanda mundial de petróleo se desacelere significativamente para 2028, ya que los altos precios y las preocupaciones sobre el suministro aceleran el cambio hacia una energía más limpia. En un informe del mes pasado, la agencia con sede en París también afirmó que la "demanda máxima de petróleo" podría estar a la vista antes del final de la década.

OPEP+, una alianza de 23 países productores de petróleo, “lo sabe mejor” porque representa el 40 por ciento de la producción mundial, dijo Al Mazrouei. En el evento, las empresas de energía culparon a los legisladores y políticos por la falta de inversión actual en la industria. Las grandes petroleras internacionales han reducido el gasto en los últimos años en medio de la creciente presión de los gobiernos y los inversores institucionales.

Las políticas "no tienen sentido", dijo el director ejecutivo de Crescent Petroleum de Emiratos Árabes durante una sesión de panel el jueves. “Es como tratar de resolver la obesidad cortando los préstamos a los agricultores y sin hacer nada con respecto a los restaurantes y supermercados”, dijo Majid Jafar. La obstrucción del suministro de petróleo y gas está causando más frustración en Asia y África, al tiempo que dificulta satisfacer las necesidades y los servicios básicos, agregó.

Por su parte, el director ejecutivo de BP, Bernard Looney, señaló que en los últimos años se ha demostrado que la energía es "sangre vital" de la sociedad. El mundo debe construir un sistema de energía más limpio, pero eso solo puede lograrse garantizando la seguridad energética y la asequibilidad, subrayó Looney. “Al mismo tiempo, debemos invertir en el sistema energético actual y, si no invertimos en eso, tendremos un desajuste entre la oferta y la demanda”.

El gasto de capital upstream de petróleo y gas aumentó en un 39% a 499.000 millones de dólares el año pasado, el nivel más alto desde 2014, según el Foro Internacional de Energía (IEF). Sin embargo, el gasto anual en upstream debe aumentar a 640.000 millones de dólares para 2030 para garantizar un suministro adecuado, detalló.

“Necesitamos energía para impulsar nuestro crecimiento y algunos idealistas tienden a olvidar que hay economías florecientes al sur del ecuador y al este de Suez”, dijo el director ejecutivo de Petronas de Malasia, Tengku Taufik.  “Necesitamos un enfoque no binario para la seguridad energética. No vas a tener una transición energética exitosa sin seguridad energética”.

Emiratos asegura que el suministro de petróleo es una preocupación por falta de inversión