domingo. 21.04.2024

Las empresas no petroleras de Emiratos Árabes Unidos vieron que el crecimiento se fortaleció nuevamente en abril, ya que las señales de mejoras en las condiciones del mercado impulsaron la expansión de nuevos pedidos y actividad comercial.

Según el Índice de Gestores de Compras (PMI) de Emirates NBD de Emiratos Árabes Unidos para abril, la confianza empresarial alcanzó su punto más alto por segundo mes consecutivo. Sin embargo, todavía había señales de presiones competitivas en la economía, ya que las compañías redujeron sus precios de producción como parte de los esfuerzos para impulsar las ventas. Además, restringieron el ritmo de creación de empleo para tratar de limitar las cargas de costos.

El índice PMI es un indicador que refleja la situación económica de un país basándose en los datos recabados por una encuesta mensual de sus empresas más representativas que realizan los gestores de compras. En EAU la economía del sector privado no petrolero, aumentó por segundo mes consecutivo en abril, llegando a 57,6 desde 55,7 en marzo. La lectura marcó una mejora mensual en las condiciones de negocios, y fue la mejor desde diciembre de 2017.

Los últimos datos apuntan a una fuerte aceleración en la tasa de crecimiento de nuevos pedidos en las compañías no petroleras de EAU, con el ritmo de expansión en un máximo de 16 meses. Los panelistas señalaron mejoras en las condiciones del mercado. La demanda externa también se recuperó notablemente a medida que los datos de trabajos en Arabia Saudita y Omán en particular elevaron la tasa de crecimiento de los nuevos pedidos de exportación a un máximo de casi cuatro años. Los pedidos nuevos más altos combinados con una serie de proyectos en curso llevaron a un aumento sustancial en la actividad comercial en abril.

Además, la tasa de expansión fue la más rápida desde enero de 2015. Algunos expertos informaron que los esfuerzos de promoción habían ayudado a impulsar la actividad. La oferta de descuentos a los clientes llevó a una séptima caída mensual sucesiva en los precios de producción, más marcada que la observada en marzo. Las empresas pudieron reducir los cargos gracias a una relativa falta de presiones inflacionarias de los costos.

Tanto los precios de compra como los costos de personal aumentaron solo marginalmente en abril. Como parte de los esfuerzos para limitar la inflación de los costes, el personal se incrementó solo ligeramente al inicio del segundo trimestre, a pesar de los fuertes aumentos en las cargas de trabajo. Una combinación de un fuerte crecimiento de nuevos pedidos y una contratación relativamente débil hizo que los trabajos pendientes aumentaran.

La confianza empresarial en abril fue la más alta desde que comenzó la recopilación de datos, hace siete años ya que las expectativas de aumento en los pedidos respaldaban el optimismo en la perspectiva de actividad de 12 meses.

El 82% de los panelistas pronosticó un aumento en la producción durante el próximo año. La actividad de compras siguió aumentando considerablemente.

A pesar de la mayor demanda de insumos, los tiempos de entrega de los proveedores se acortaron.

Las empresas en EAU muestran la mejoría más marcada desde diciembre de 2017
Comentarios