viernes. 01.03.2024

Europa es donde menos horas se trabaja, pero también donde la productividad es más alta. Esta es la conclusión a la que se llega tras analizar el informe sobre perspectivas laborales, basado en datos de 2015, de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) que agrupa a 34 países.

Son los países más prósperos quienes se dejan al año menos horas en su trabajo mientras que los datos de horas trabajadas más altos se registran en América. A pesar de ello, pertenecer al grupo de países que trabajan menos horas no debería suponer un problema si se registra un buen dato de productividad por hora.

Alemania lleva liderando los últimos nueve años la tabla por la parte baja de horas de trabajo —1.371 horas en 2015— aunque este dato se compensa con una alta productividad laboral. Según datos de Eurostat de 2015, situando la productividad media europea por hora en 100 unidades de producción, Alemania es un 29,6% más productiva. A pesar de ello, no encabeza el ránking del continente.

Según informa el diario ABC.es, Holanda, Francia, Irlanda y Luxemburgo ocupan los primeros puestos de las naciones más productivas. A la cola del viejo continente, en productividad por hora, se sitúan principalmente países del este de Europa: Bulgaria (43,2), Rumanía (53,1), Letonia (55,3), Polonia (59,3) y Croacia (61,5).

La conclusión es simple: trabajar más horas no está relacionado con la productividad, explica Francisco Aranda, presidente de asuntos laborales de CEIM-CEOE. "No se trata de estar muchas horas, sino las adecuadas, y que esas horas sean bien utilizadas".

En los países donde más horas se trabaja al año: México (2.246), Costa Rica (2.230) y Grecia (2.014) cuentan con un sistema de trabajo atrasado y la formación de su capital humano no está adaptada al mercado. 

En el caso de España, la OCDE revela que se emplean en el trabajo 1.691 horas anuales. Con respecto a Alemania, los españoles trabajan 320 horas más pero su productividad es menor.

A pesar de ello, España es el país de entre las potencias europeas donde más ha crecido la productividad en tiempos de crisis. Respecto a 2010, ésta ha ascendido en un 6,5%, superior al incremento registrado por el resto de competidores como Alemania, Reino Unido, Francia e Italia que cuentan con una productividad cíclica, al contrario que España.

El elemento esencial no es tanto las horas que dedica cada trabajador al empleo anualmente sino su productividad. El crecimiento de ésta en España supone un recorte respecto al resto de potencias pero continúa siendo insuficiente. El objetivo, equiparar la productividad por hora a la de los países de referencia como Estados Unidos, Holanda y Alemania, así como el número de horas trabajadas.

En Europa se trabaja menos pero la productividad es más alta
Comentarios