jueves. 13.06.2024

España presentó el miércoles durante el simposio ADIA Lab en Abu Dhabi sus “grandes oportunidades de inversión” como consecuencia de un ambicioso plan de digitalización de sectores tradicionales como son el de transporte o de defensa, pero también de otros “nuevos” relacionados con la salud digital, la producción de chips o la biotecnología, dijo en una entrevista con EL CORREO la secretaria de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial, Carme Artigas.

El Gobierno de España anunció el lanzamiento en 2020 de un programa denominado ‘SpAIn Talent Hub’ con el que busca identificar los centros de investigación punteros en el ámbito de la tecnología disruptiva fuera de la Unión Europea para que vengan a España.

Y dentro de este marco, el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital alcanzó un acuerdo en marzo de este año con el centro de investigación de la Autoridad de Inversión de Abu Dhabi ADIA Lab, líder en ciencia computacional y de datos, para establecer su sede europea en Granada.

Según la secretaria, como parte del acuerdo, el Gobierno de España financia cinco líneas de investigación de universidades punteras españolas para que colaboren con miembros de ADIA Lab y con cualquier universidad que esté vinculada al centro de Abu Dhabi.

Concretamente, las cinco áreas en las que se va a centrar la investigación serán la salud pública, el cambio climático, el ámbito de la computación de alto rendimiento, la economía digital y el desarrollo ético de la tecnología.
El trabajo que están realizando España y Emiratos ha dado como fruto el primer simposio ADIA Lab, que se ha celebrado los días 7 y 8 de noviembre en la capital emiratí, con la participación de investigadores de alto nivel, el embajador de España en Emiratos Árabes Unidos, Iñigo de Palacio, y la propia Artigas.

El embajador español subrayó durante su intervención en el evento el papel de la Agenda España Digital que, gracias al Plan de Recuperación de la Economía, cuenta con una inversión sin precedentes en el país para la transformación digital. 

Artigas comentó que en el simposio realizó “una puesta en escena de las capacidades que tiene España”, desde una “situación favorable para el emprendimiento”, hasta la “Ley de Start-ups”, para atraer talento e inversión.
Además, anunció el “fondo Next Tech de 4.000 millones de euros públicos -para poderlos casar con 4.000 millones de euros privados-”, con el objetivo de impulsar el desarrollo de las empresas en el ámbito del ‘deep tech’ en las etapas de crecimiento y expansión”.

Misión ética

España, que ocupa actualmente la Presidencia del Consejo de la Unión Europea, se ha puesto el objetivo de terminar una ley que regule el avance tecnológico antes de que termine su llamado.

En este sentido, el Consejo Asesor de Inteligencia Artificial de las Naciones Unidas (ONU), que la secretaria española copreside y en el que también se encuentra el ministro de Estado de Inteligencia Artificial de Emiratos Árabes, Omar Sultán Al Olama, junto a otros 30 expertos, está trabajando para poder lanzar en los próximos meses “una serie de recomendaciones sobre cómo se debe articular la gobernanza global de la inteligencia artificial”.

La inteligencia artificial puede ser “potencialmente peligrosa”, ya que “se puede seguir desarrollando sin intervención humana”, es decir, estos sistemas “pueden aprender solos y que llegue un momento donde se pierda el control humano”, explicó la secretaria.

Y aunque aseguró que es un escenario que se daría en el “largo plazo”, hizo hincapié en que hay que “empezar a poner límites técnicos para que eso no ocurra”.

Como problemas éticos actuales relacionados con la inteligencia artificial, mencionó, la “discriminación” de los sistemas, la producción de “noticias falsas” o la posible “pérdida de derechos fundamentales del individuo”.

Una destrucción creativa de los puestos de trabajo

La llegada de la inteligencia artificial al ámbito laboral es una situación que está preocupando a muchos trabajadores a nivel global.

Artigas manifestó que lo que va a suceder es que “se van a eliminar los trabajos tal como los conocemos hoy; va a eliminar la naturaleza de trabajos, no necesariamente va a eliminarlos del mundo. Todas las revoluciones tecnológicas suponen una destrucción creativa, pero siempre se terminan creando más puestos de trabajo de los que se destruyen, pero de otras características y con otras habilidades. Y ahí está el reto de esta transición”.

Cambio climático e inteligencia artificial

A pesar de que la inteligencia artificial ayuda a que los sistemas sean más eficientes energéticamente hay un problema de fondo que España quiso abordar haciendo pública en 2022 su Programa Nacional de ‘Algoritmos Verdes’.

“El blockchain es muy insuficiente energéticamente y los centros de datos ocupan campos de fútbol y su consumo de agua y energía es insostenible”, informó Artigas.

El impacto medioambiental de la tecnología es alto. La propuesta de la colaboración entre Emiratos Árabes, que acogerá la próxima Cumbre del Clima de la Naciones Unidas a final de este mes, y España, es poder trabajar en esta línea para optimizar el trabajo de los algoritmos y poder contribuir así a cumplir los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible, asegurando la prosperidad de todos.

España presenta en Abu Dhabi sus “grandes oportunidades de inversión” como parte de un...