lunes 17/1/22

"La evolución que ha tenido IRENA desde su origen ha sido asombrosa"

El director ejecutivo del Consejo Nacional de Energía de República Dominicana, que subraya la "madurez demostrada por la Agencia Internacional de Energías Renobables en tan poco tiempo", afirma que su país quiere llegar a un 30% de fuentes limpias en 2025
El director ejecutivo de la Comisión Nacional de Energía de la República Dominicana, Juan Rodríguez Nina, a la izquierda, junto al consejero de la Embajada de la República Dominicana en EAU, Eduardo Cintron; y el consejero asistente, Amer El Kadi. (E.C)
El director ejecutivo de la Comisión Nacional de Energía de la República Dominicana, Juan Rodríguez Nina, a la izquierda, junto al consejero de la Embajada de la República Dominicana en EAU, Eduardo Cintron; y el consejero asistente, Amer El Kadi. (E.C)

La República Dominicana ha apostado en los últimos años de forma decidida por las energías renovables, con la intención de contribuir al reto global contra el cambio climático. Con el horizonte puesto en 2025, el país caribeño trabaja para diversificar su matriz energética con diferentes propuestas, que ha detallado en una entrevista con EL CORREO DEL GOLFO el director ejecutivo del Consejo Nacional de Energía del país, Juan Rodríguez Nina, que acaba de participar en Abu Dhabi en la Semana de la Sostenibilidad y en la VIII Asamblea de la Agencia Internacional de Energías Renovables (IRENA), organismo que asegura ha tenido desde su origen "una evolución asombrosa" y que "en tan poco tiempo ha demostrado una madurez enorme".

PREGUNTA.- ¿Cuáles son los objetivos de la República Dominicana en materia energética a día de hoy?

RESPUESTA.- La República Dominicana ha participado en todos y cada uno de los encuentros, eventos y  discusiones con respecto al cambio climático que se han realizado desde Naciones Unidas o desde cualquier otra instancia para mitigar los efectos de este enorme reto que significa cambiar la matriz energética por una matriz mucho más amigable. De hecho, nuestro presidente, Danilo Medina Sánchez, participó el año pasado en la COP21 en París. República Dominicana tiene una oficina que depende directamente de la Presidencia para demostrar la importancia que se le ha dado al tema del cambio climático. En la COP21 se decidió que cada país aportara un grano de arena para poder bajar la temperatura y República Dominicana se comprometió a diversificar su matriz energética y a tener de cara a 2025 un 25% de su matriz energética, por ley, sustentada en energía renovable.

P.- ¿Qué supone este compromiso desde el punto de vista energético?

R.- Nuestro país está demandando aproximadamente entre 2.500 y 2.600 megavatios al año de energía y, por lo tanto, nosotros tendríamos que tener en funcionamiento de cara a 2025 alrededor de 400 megavatios de energía renovable. No nos hemos conformado con cumplir esa meta. Nos hemos puesto una meta interna de, por lo menos, llevar al 30% la matriz energética de la República Dominicana.

P.- ¿Qué medidas han adoptado para conseguirlo?

R.- Se han brindado concesiones, facilidades a cualquier inversionista que quiera desarrollar proyectos de energía renovable. Se trata de proyectos de energía eólica, de energía solar y la ley también permite proyectos de energías hídricas de hasta cinco megavatios. En la actualidad nuestra matriz energética tiene un 16% de energía renovable: alrededor de un 12 ó 15% -dependiendo del grado- en hídrica y un 2% en eólica y solar. Sin embargo, existen ya proyectos concesionados y que han dado los primeros pasos para su construcción que se sumarán a esos 400 megavatios dando un total de 615 megavatios, es decir, 215 megavatios por arriba de a lo que nosotros nos habíamos comprometido como país en los acuerdos de la COP21. En la COP22 de Alemania ratificamos todos y cada uno de los acuerdos de la COP21 de París y ampliamos un poco más el radio y se hicieron otros compromisos de mitigación de CO2 en la industria eléctrica y en la industria de cemento, que son los dos grandes contaminadores de CO2 en el mundo. Con todas nuestras limitaciones económicas, como país insular hemos aportado un grano de arena para resolver todo este gran problema del cambio climático.

P.- El actual objetivo se sitúa, por lo tanto, en llegar a un 30% de energía renovable.

R.- Sí, al 30%, aunque nuestra ley dice 25% la realidad es que vamos a llegar a un 30% en 2025. De los 2.500-2.600 megavatios que nosotros demandamos el  30% será energía limpia.

"La República Dominicana ya ha exonerado en impuestos tanto a generadores como a autoconsumidores, lo que significa aproximadamente 260 millones de dólares”

P.- ¿Para alcanzar este objetivo tienen previsto algún tipo de incentivo para atraer inversores?

R.- Sí, nuestro país goza desde el año 2006 de una ley de incentivo a las energías renovables. ¿En qué consiste? En tres cosas fundamentales. Un 0% de impuesto de importación a todos los artículos que tienen que ver con energía renovable, puede ser viento o solar; un 0% también en el ITBIS, el impuesto de valor agregado de estos artículos; y, en tercer lugar, el estado se compromete a devolver a los autoproductores el 40% del impuesto sobre la renta sobre esa importación. De hecho, desde que se inició el proceso de la ley, la República Dominicana ya ha exonerado en impuestos tanto a generadores como a autoconsumidores. Han sido aproximadamente 11.000 millones de pesos, unos 260 millones de dólares. Estamos hablando de una cifra que para un país pequeño como el nuestro es mucho.

P.- ¿IRENA sirve para generar medidas efectivas de impulso a la energía renovable?

R.- Para mí ha sido asombrosa la evolución que ha tenido IRENA desde su origen hasta hoy en día. Formar una agencia de esta naturaleza no es tan fácil. Sin embargo, IRENA ha sido la agencia que más rápido ha madurado desde que se fundó Naciones Unidas. Nunca una agencia ha madurado tan rápido en tan poco tiempo. Esto se debe, fundamentalmente, para mi juicio, no sólo al manejo que le han dado correctamente las autoridades de IRENA sino a que el mundo, la humanidad, ha visto que solamente cambiando nuestra matriz energética podemos mitigar lo que nos está amenazando. Anteriormente la energía renovable era una quimera, era algo imposible, un sueño, que no era posible por los altos costos. Ya hemos visto que se han reducido los costos, que la gente ha ido tomando conciencia, que los líderes mundiales han tomado para sí resolver o mitigar un problema tan grave como éste. República Dominicana ha trabajado muy de cerca con IRENA, hemos desarrollado tecnologías y de cara a este año debemos terminar un estudio del índice de penetración de las energías renovables para República Dominicana pero también nos hemos comprometido con IRENA a ayudar, a poder transmitir a todos los países del Caribe insular nuestros conocimientos, que hemos adquirido con la colaboración de IRENA. Para mí, de verdad, y creo que para cualquier persona sensata, la madurez que ha demostrado IRENA en tan poco tiempo ha sido enorme y hay que felicitar a todos sus dirigentes pero también a todos los líderes mundiales que se han dado cuenta que sólo si se cambian la matriz energética podremos resolver este gran problema.

"La energía renovable era una quimera, un sueño pero ya hemos visto que se han reducido los costos, que la gente ha ido tomando conciencia”

P.- ¿Favorece a la imagen turística de República Dominicana esta apuesta por las energías limpias?

R.- Cualquier proyecto de energía renovable es amigable no sólo con el turismo sino con cualquier otra industria o con cualquier otro modelo de desarrollo, inclusive, agrícola. Yo pongo el ejemplo de la zona sur, donde se han desarrollado los primeros parques eólicos en República Dominicana y hay instalados alrededor de 200 megavatios. Es una zona muy deprimida económicamente, sin embargo, el hecho de haber desarrollado los primeros parques eólicos allí ha permitido que esa zona también se reconozca y vaya a visitarse como una atracción turística. Si esa atracción turística no estuviera ahí la zona seguiría altamente depauperada porque anteriormente lo que se producía era algodón. Con la inclusión de los primeros parques eólicos y permitir que debajo de las torres se pudiera sembrar hoy en día hay turistas que van solamente a visitar los parques eólicos, que además son muy bellos. Las energías renovables son amigables con cualquier producción y mucho más si es la turística. Cuando voy a un sitio y me dicen que hay un parque eólico yo pido ir a verlo.

P.- ¿Está entendiendo ese mensaje la industria turística dominicana?

R.- Nuestros hoteleros, la asociación de hoteleros, ha entendido desde un principio que tienen, primero, que optimizar sus costos, y una forma de optimizar sus costos es produciendo energías renovables dentro de sus propias instalaciones. Hoy en día, la República Dominicana no tiene un solo hotel donde sus calentadores de agua no sean solares. En una zona de un potencial turístico enorme como Punta Cana, Macaco y Bávaro los productores de energía tienen un distrito energético donde se aprovecha el 100% del calor de las calderas, de la producción de energía, para poder servir ese mismo calor y esa agua caliente y vapor para las lavanderías de los diferentes hoteles. Nuestros hoteleros han entendido que su industria de servicios es amigable, compatible y exigible que participen en la solución de este gran problema. En vez de ser parte del problema, nuestros hoteleros han tomado conciencia y los felicitamos porque han sido colaboradores desde un principio en que sus empresas, sus industrias, que son los hoteles, estén a la par con las demandas mundiales de la mitigación, de cambiar la matriz energética.

"Nuestros hoteleros han entendido desde un principio que una forma de optimizar sus costos es produciendo energías renovables dentro de sus propias instalaciones”

P.- ¿Está apostando República Dominica por cambiar su parque móvil por coches eléctricos?

R.- Claro. A nivel mundial el transporte representa alrededor de un 30-35% de las emisiones de CO2 y República Dominicana no escapa a ese problema. Al igual que cualquier país en desarrollo nuestro parque vehicular es obsoleto. Desde hace dos años, la Comisión Nacional de Energía viene desarrollando un programa no solamente de eficiencia energética sino también de desarrollo de un mercado de vehículos eléctricos, junto a KEPCO, que es una empresa coreana de generación y distribución de energía, una de las más grandes del mundo. En diciembre del año pasado estuvimos participando en la feria mundial de vehículos eléctricos y hemos desarrollado dos excelentes seminarios en República Dominicana para fomentar el uso de los vehículos eléctricos.

P.- ¿Cuál es el compromiso en este campo?

R.- Este año nos comprometimos a modificar la ley de incentivos al uso de los vehículos eléctricos, que es una ley obsoleta porque lamentablemente la tecnología ha variado mucho y hay que adaptarla a los nuevos requerimientos. Del último seminario que hicimos, apoyado por la empresa KEPCO, salió la construcción de dos líneas para cargadores solares, una hacia el este y otra hacia el norte. Serían los primeros corredores de recargas de vehículos con energías renovables y eléctricas. Pero, claro, si no hay mercado no se pueden desarrollar los vehículos eléctricos, así que tenemos que crear las necesidades a través de la modificación de esa ley para la importación de vehículos eléctricos. En este año está pendiente la modificación de la ley, la construcción de esos dos corredores de recarga de vehículos eléctricos y estamos desarrollando con la empresa Total una plataforma para poder tener líneas de recargas, junto con la asociación de distribuidores de combustible, en cada una de las estaciones de combustible del país.

P.- ¿Cuántos puntos de recarga para coches eléctricos contemplan?

R.- Estamos hablando de prácticamente 12.000 puntos de recarga. Esto contribuirá, creemos, de manera definitiva a que República Dominicana entre en el carril de poder desarrollar el mercado de los vehículos eléctricos. En el sector transporte es necesario ir cambiando hacia otro tipo de vehículos. La autonomía en las baterías ha sido fundamental para que los vehículos eléctricos hoy en día sean una realidad. Nosotros hemos comenzado tarde pero hemos comenzado. Nos estamos alineando para la transformación de nuestro parque vehicular y que sea más amigable con el medio ambiente.

"La evolución que ha tenido IRENA desde su origen ha sido asombrosa"
Comentarios