jueves 27/1/22

Extremadura, la tierra que conquistó al jeque Mohammed

La comunidad autónoma del suroeste español, con dehesas, renovables, turismo y minería,  mantiene estrecho contacto con inversores emiratíes
Mérida, capital de la Comunidad Autónoma de Extremadura, fue declarada Patrimonio de la Humanidad en 1993. Su teatro romano tenía capacidad de hasta 6.000 personas. En verano, alberga el Festival Internacional de Teatro Clásico. (www.turismoextremadura.com)
Mérida, capital de la Comunidad Autónoma de Extremadura, fue declarada Patrimonio de la Humanidad en 1993. Su teatro romano tenía capacidad de hasta 6.000 personas. En verano, alberga el Festival Internacional de Teatro Clásico. (www.turismoextremadura.com)

Cuando he acompañado a algún emiratí a ver el teatro romano de Mérida, se les han caído las lágrimas”, cuenta Guillermo Fernández Vara. Esta ciudad de ruinas romanas, capital de Extremadura, es sede del gobierno autonómico que él preside desde 2015. De formación médico forense, como consejero de Sanidad contribuyó al desarrollo del servicio de trasplante de hígado. Los extremeños dejaron de morir en las listas de espera. Ya son cientos de padres, madres, abuelos, hijos... que viven”, dice. El sector es prioritario. Quirón Salud, el mayor operador médico privado en España, ha anunciado la construcción de un nuevo hospital en la región.

PRODUCTOS HALAL DESDE LA DEHESA

Las inversiones árabes conocidas hasta ahora en Extremadura están en el sector agrario, entre ellas el matadero de Olivenza, ciudad natal de Fernández Vara. Desde allí se exporta carne halal a EAU. La belleza de sus atardeceres, el campo fértil extremeño, los cielos estrellados sin contaminación lumínica y la abundancia de agua (tiene los dos mayores embalses de España), conquistaron hace cinco años al jeque Mohammed, vicepresidente y primer ministro emiratí y gobernador de Dubai. Compró dos fincas. Una es una dehesa preciosa de encinas” cuenta Fernández Vara. En ella pastan ovejas que luego van a EAU y se han plantado árboles frutales. La otra es una finca de caza.

La última apuesta emiratí por Extremadura se anunció en verano; es una azucarera en Mérida con el potencial de convertirse en la mayor inversión 'greenfield' de EAU en España; 500 millones de euros. Una nueva conexión ferroviaria, recién licitada y con previsión de estar funcionando en un año, le servirá de enlace con los puertos españoles y portugueses. Fernández Vara cree que además de la agilidad administrativa –en seis meses la emiratí tuvo los trámites solucionados– y su propia disponibilidad personal, hay una parte emocional que captó al emiratí: La grandeza del empresario que ve que su capital va a cambiarle el destino a un territorio y la estabilidad que dará a miles de agricultores.” La inversión estará cofinanciada por los fondos estructurales europeos asignados a Extremadura [las ayudas de la UE al desarrollo regional de las zonas económicamente mas desfavorecidas].

COMPITIENDO POR LA GIGAFACTORÍA

España es el cuarto país fabricante de automóviles de Europa y busca ser un pilar en movilidad eléctrica. El gobierno central ya ha aprobado 4.295 millones de euros para el primer PERTE (Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica) del sector. Esta cantidad forma parte de los 140.000 millones de euros de los fondos NextGenerationEU que España recibirá de la UE hasta 2025. El ejecutivo español busca que la entrada adicional de fondos soberanos internacionales, incluidos los del Golfo, multipliquen por cuatro esa cantidad.

En este contexto, el gobierno extremeño compite por tener una gigafactoría. Fernández Vara está convencido de que el sector dará un cambio radical a la comunidad: No hemos tenido petróleo, ni oro, pero tenemos la suerte de tener minerales como el litio, níquel, cobalto... Toda la cadena de valor del coche eléctrico hasta acoplar la batería empieza en la mina”, afirma. Extremadura también ofrece mucho suelo, sobre todo industrial, sol para las plantas fotovoltaicas y normativa que recorta los trámites burocráticos en materia urbanística y medioambiental, además de estabilidad política y una mayoría absoluta en el gobierno.

DIAMANTES SINTÉTICOS

Ya hay inversiones privadas en el sector. Phi4Tech, iniciará la transformación del litio extraído en Cañaveral, en la provincia de Cáceres. Posteriormente producirán cátodos y finalmente celdas de baterías en Badajoz, donde ya tienen terreno reservado”, explica el presidente. Otro ejemplo es Diamond Froundry. En septiembre anunció que invertirá 670 millones de euros para construir una fábrica de semiconductores a partir de diamantes sintéticos, utilizables en automoción eléctrica.

Si algo tiene claro Fernández Vara es que Extremadura, que en el pasado perdió el tren del desarrollo, no está dispuesta a perderse el coche eléctrico del presente.

Aprecio al pueblo árabe
Hay un lugar en el mundo en el sur de España, que se llama Extremadura, donde apreciamos mucho al pueblo árabe. Lo que somos y cómo somos –incluida nuestra posición pionera en energías fotovoltaicas– se verá el próximo febrero en EXPO 2020 Dubai. Pocas regiones del planeta tienen como nosotros tres ciudades patrimonio de la humanidad, tres reservas de la biosfera y un geoparque.
Nos da un enorme valor. Será mi primer visita a EAU. Voy con la lógica curiosidad que despierta
escuchar contar a los que de allí vienen la extraordinaria situación que encuentran”.
Guillermo Fernández Vara, presidente de la Junta de Extremadura

---------------------------------

Este texto pertenece al especial en árabe sobre España publicado en el diario emiratí Al Bayan producido por MyMmerchan.com. Puede descargar las páginas en formato PDF a través de este enlace.

Extremadura, la tierra que conquistó al jeque Mohammed
Comentarios