viernes. 01.07.2022

La cadena hotelera española Meliá irrumpe en Arabia Saudita con tres resorts prémium

El Gobierno saudí trabaja en megaproyectos como Neom, una nueva ciudad en el mar Rojo
Representantes del turismo saudí junto a ejecutivos de la cadena hotelera 
Meliá. (Fuente externa)
Representantes del turismo saudí junto a ejecutivos de la cadena hotelera Meliá. (Fuente externa)

Meliá irrumpe en un nuevo mercado. La cadena hotelera española construirá tres "resorts en Arabia Saudita, con una inversión de 266,5 millones de dólares (254 millones de euros) financiados por el fondo de turismo saudí, con lo que se convertirá en la primera compañía hotelera española en operar en el país. Según ha sabido la agencia de noticias EFE de fuentes de turismo saudí, los tres complejos se construirán en la capital, Riad; en la segunda ciudad del país, Jeddah, y un tercero en Khobar (en el este, en la costa frente a Bahréin), todos ellos en el segmento prémium.

Meliá ha firmado un memorando de entendimiento con el Fondo de Desarrollo de Turismo (TDF) del país árabe para el desarrollo de estos complejos, que Meliá operará con contratos de gestión. El mismo fue firmado en Riad por el vicepresidente ejecutivo y consejero delegado de Meliá, Gabriel Escarrer, y el consejero delegado del TDF, Qusai Al-Fakhri.

Con estos proyectos, Arabia busca captar un nuevo concepto de turismo apoyándose en Meliá como uno de los líderes mundiales en el segmento de turismo de ocio, dicen las fuentes saudíes. El máximo ejecutivo del TDF entiende que el memorando con Meliá es un paso más en el desarrollo de la industria del turismo en el país, en línea tanto con los objetivos del programa Vision 2030 como de la Estrategia Nacional de Turismo para llegar a convertirse en un destino líder en el mundo. En la firma, Escarrer ha destacado las oportunidades que ofrece Arabia para desarrollar proyectos hoteleros con los más elevados estándares de calidad en el mundo.

Arabia Saudita invertirá hasta 2030 al menos 130.000 millones de dólares (121.000 millones de euros) en turismo, para alcanzar los 100 millones de turistas en esa fecha. En el marco de su programa Vision 2030 —que trata de diversificar una economía que actualmente depende del petróleo en más de un 70%—, el Gobierno saudí trabaja en megaproyectos como Neom, una nueva ciudad en el mar Rojo; el parque de ocio Qiddiya, en las afueras de Riad; el desarrollo turístico en torno a la ciudad nabatea de Alula, o la explotación de un gran complejo en el mar Rojo, entre otros.

Con estos desarrollos, el país espera captar hacia 2030 en torno a 100 millones de turistas, de los que unos 30 millones serán visitantes internacionales y los 70 restantes, nacionales. Ya en 2021, según las cifras que maneja el ministro, registraron 64 millones de viajeros domésticos. Así lo explicó en una entrevista con la Agencia EFE la semana pasada el ministro de Turismo de Arabia Saudí, Ahmed Al Khateeb, quien aseguró que el país quiere contar con las marcas más grandes y exitosas, "y las españolas están entre las mejores".

En este proceso, el titular de turismo saudí afirma que ahora "estamos construyendo los destinos turísticos y ahí estamos invitando a los empresarios españoles a venir para hacerlos realidad, trabajar juntos en el sector y compartir conocimiento". La industria del turismo "no ha cambiado en décadas y tiene que cambiar", explicó el ministro saudí, que señaló que el país "también tiene sol y playa", pero debe ofrecer al turista "cosas que no ha experimentado nunca en el resto del mundo". En el primer trimestre del año, se abrieron en Arabia Saudita 90 nuevos hoteles, con 22.000 habitaciones. En 2030, esa cifra subirá hasta 900.000 habitaciones y todo ello financiado en un 70% por el sector privado, según Al Khateeb.

La cadena hotelera española Meliá irrumpe en Arabia Saudita con tres resorts prémium
Comentarios