domingo. 21.07.2024

Qatar Airways informó de su segunda pérdida anual consecutiva, citando mayores costes del combustible y volatilidad de monedas, en medio de un boicot árabe en curso que restringe sus vuelos.

La aerolínea estatal registró una pérdida neta de 2.300 millones de riales qataríes (2.320 millones de dirhams) en el año fiscal que finalizó el 31 de marzo, en comparación con los 252,5 millones de riales qataríes del año anterior, reveló Qatar Airways en un comunicado este miércoles. El aumento de casi diez veces en las pérdidas anuales superó el aumento del 14 por ciento en sus ingresos anuales de 48.000 millones de riales.

La aerolínea con sede en Doha enfrentó un "año desafiante" y los resultados financieros "decepcionantes" son atribuidos a "la pérdida de rutas, mayores costes de combustible y fluctuaciones en el cambio de monedas", detalló Akbar Al Baker, director ejecutivo de Qatar Airways Group.

La aerolínea está lidiando con un boicot desde hace dos años a Qatar por parte de Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos, Bahréin y Egipto, que cortaron los lazos económicos con Doha en junio de 2017. Como resultado de la disputa, Qatar Airways tiene restringido el espacio aéreo de los cuatro países, lo que provocó que se cancelaran unas 20 rutas y que deba tomar desvíos en los vuelos largos, lo que aumenta los costos de combustible y los tiempos de vuelo. Los problemas de la aerolínea se ven agravados por la desaceleración de la economía mundial en medio de una guerra comercial entre Estados Unidos y China y las tensiones geopolíticas entre Estados Unidos e Irán.

El transportista enfrentó "desafíos que no tienen paralelo en la industria de las aerolíneas" debido a los cierres del espacio aéreo, incidió Al Baker.

Agregó que "ante la adversidad", la aerolínea aún sumó 11 nuevos destinos, aumentó la cantidad de pasajeros transportados, estrenó 25 aviones en su flota y su negocio de carga creció al más grande del mundo.

Durante el año fiscal, Qatar Airways adquirió una participación del cinco por ciento en China Southern Airlines, dándole acceso al mercado chino de rápido crecimiento y aumentando sus inversiones existentes en aerolíneas globales. Tiene participaciones minoritarias en Air Italy, Cathay Pacific de Hong Kong, IAG, matriz de British Airways, y en Latam de América del Sur.

El ejecutivo dijo que era optimista sobre el año fiscal actual, ya que los fundamentos subyacentes de la aerolínea siguen siendo "extremadamente sólidos".

Aumentan las pérdidas de Qatar Airways por el precio del combustible y las...