sábado. 13.08.2022

El plan de reforma económica de Arabia Saudita recibe el visto bueno del FMI

El Fondo Monetario no ve signos de "desaceleración" en el crecimiento del crédito y anima al Reino a seguir con los recortes del gasto público
El 77% de los ingresos de Arabia Saudita siguen procediendo del petróleo.
El 77% de los ingresos de Arabia Saudita siguen procediendo del petróleo.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha dado su aprobación a los planes económicos de Arabia Saudita para los próximos años, recogidos en el plan Visión 2030.

Asimismo, el FMI ha animado al país árabe a seguir adelante con los recortes del gasto público y las reformas al proceso presupuestario, en un intento de cerrar su creciente déficit de gasto.

Al concluir su visita de control anual al país, Tim Callen, jefe de misión del FMI para el reino, ha calificado el plan de reforma económica "una transformación adecuadamente audaz y de gran alcance de la economía de Arabia Saudita", según publica el periódico The National.

Según adelantó el príncipe Mohammed bin Salman en una entrevista en televisión el mes pasado, el plan contempla el desarrollo de una industria de defensa nacional, la venta de una participación en la petrolera nacional Saudi Aramco, y la introducción de nuevos impuestos

El príncipe Mohammed dijo que, con este plan, el país persigue objetivo de poner fin a la dependencia de los ingresos petroleros en 2020

En la actualidad, el gobierno de Arabia Saudita obtiene del petróleo alrededor del 77% de sus ingresos, según datos del FMI. 

El príncipe Mohammed sugirió que la transferencia de la propiedad de Saudi Aramco al Fondo de Inversión Pública, un fondo soberano de Arabia, sería, técnicamente, hacer que la inversión devuelva la fuente de ingresos al Estado. Sin embargo, según las recomendaciones del FMI, ambas instituciones deben "mejorar su transparencia" e integrarse en los procedimientos del presupuesto ordinario.

El FMI ha instado al Reino a continuar con la reducción del gasto público, siguiendo con un presupuesto de austeridad anunciado en diciembre que tiene como objetivo recortar el gasto en un 13 por ciento, o 130 mil millones de riales saudíes en el transcurso de 2016.

El país está preparado para ejecutar un déficit del 14% este año, frente al déficit del 15% registrado el año pasado, según este plan. Sin embargo, en años anteriores, el reino ha sobrepasado los objetivos de gasto después de que los ministerios hayan excedido sus asignaciones presupuestarias.

El gobierno de Arabia Saudita se comprometió a introducir nuevos mecanismos para evitar que esto ocurra, incluyendo la devolución de dinero no gastado en proyectos individuales y el lanzamiento de una "unidad de macro-fiscal", un servicio de control en el ministerio saudí de finanzas.

No hay señales de una desaceleración en el crecimiento del crédito en el reino, a pesar de la caída de los depósitos del gobierno en el sector bancario gestionados en su mayoría por el estado, en un contexto de aumento de las tasas de interés, según el FMI. "El sector bancario es fuerte y está bien posicionado para capear una desaceleración en el ritmo de crecimiento", apuntó Tom Callen.

El FMI ha reiterado también a Arabia Saudita su recomendación para que el Reino introduzca una lista de privatizaciones con el objetivo de fomentar una mayor inversión privada en el país. Un informe de McKinsey publicado el año pasado reveló que el reino tendría que atraer a 4.000 milllones de dólares en nuevas inversiones, tanto de fuentes públicas como privadas, para ayudar a crear 6 millones de nuevos empleos en 2030.

El plan de reforma económica de Arabia Saudita recibe el visto bueno del FMI
Comentarios