domingo. 25.02.2024

La primera instalación de fabricación de mascarillas en Emiratos Árabes Unidos, establecida en mayo en la ciudad de Al Ain con una capacidad de producción anual de más de 30 millones de unidades, ya ha asegurado pedidos hasta el final de 2020, según un máximo ejecutivo declaró a la agencia de noticias de Emiratos, WAM.

"Hasta la fecha, ya hemos suministrado máscaras N95 a los que están en la primera línea en EAU, como trabajadores de la salud y personal de respuesta a emergencias, y tenemos más pedidos hasta fin de año de otras entidades de EAU", señaló Ismail Ali Abdulla, CEO de Strata Manufacturing, firma de Mubadala Investment Company, el inversor soberano con sede en Abu Dhabi.

"Nuestra asociación con Honeywell ha permitido a Strata establecer la primera línea de producción de máscaras N95 en la región del Golfo Arábigo, minimizando la necesidad de importar máscaras de productores supervisados. La instalación es capaz de producir 90.000 unidades por día y estamos comprometidos con satisfacer las necesidades del país y tener el objetivo de poder producir cantidades que ayuden a países internacionales", explicó.

Cuando se le preguntó sobre el objetivo de la compañía de transformar a EAU en un exportador de mascarillas N95, Abdulla sostuvo que su enfoque es "satisfacer inicialmente la demanda local y apoyar los esfuerzos del Gobierno emiratí. Sin embargo, estamos evaluando a fondo la demanda internacional, y una vez que estemos en un posición para hacerlo, exploraremos la exportación de cantidades adicionales para apoyar el esfuerzo global". "Somos conscientes de que el acceso al PPE (equipo de protección personal) es uno de los mayores desafíos a los que se enfrentan los países y las organizaciones internacionales en sus esfuerzos por limitar la propagación de Covid-19".

Con respecto al proceso de producción, declaró que el producto había recibido toda la certificación necesaria de varias autoridades de estándares de calidad locales e internacionales.

Al hablar sobre la rentabilidad del producto, Abdulla reveló que tiene un impacto considerable en la reducción de los costes anteriores de importación de máscaras N95 como el envío, el almacenamiento, el transporte y los aranceles. "Producir estas máscaras dentro del país para el consumo local, por lo tanto, presenta una solución rentable, especialmente en este momento crítico cuando la demanda de EPP es alta".

"Strata es reconocida por su excelencia y calidad de fabricación, y estamos seguros de que nuestra experiencia contribuirá en gran medida a la lucha global contra Covid-19 y ayudará a proteger a los trabajadores de primera línea", concluyó.

La primera fábrica de mascarillas en EAU asegura pedidos hasta fin de año
Comentarios