domingo. 14.07.2024

Las presiones financieras, que afectan al gigante de la construcción saudí Binladin Group, han causado un retraso de un año en la construcción de la torre de Yeda, que con más de un kilómetro será la más alta del mundo, según informa el portal Arabian Business.

Anteriormente conocida como la Kingdom Tower, la Torre de Yeda tenía prevista su inauguración en 2018.

Hisham Jomah, director de Desarrollo en Jeddah Economic Company, desarrollador de la torre, declaró que se finalizará a finales de 2019, doce meses después de lo previsto.

Jpmah reveló que el retraso era "debido a una serie de factores, entre ellos el del contratista Saudi Binladin Group". "Básicamente, se trataba de un problema financiero, hasta que obtuvieron un préstamo del banco".

Saudi Binladin Group ha estado sufriendo dificultades financieras como consecuencia del fatal accidente que sufrió una de sus grúas en La Meca el año pasado, su personal también afirmó que están esperando el pago de los salarios de varios meses.

El trabajo en la Torre no se ha detenido pero "lleva un ritmo lento desde hace tres o cuatro meses", reveló Jomah.

El desarrollador tiene la esperanza de reanudar su programa de construir un piso de la torre cada cinco días. En este momento, se está trabajando a un ritmo de entre seis y ocho días por planta. "Es un proyecto muy exigente".

El año pasado se publicó que Kingdom Holding, de los cuales la empresa Jeddah Economic Company es afiliada, había asegurado 8.400 millones de riyales (2.200 millones de dólares) para completar el edificio.

Además de ser un contratista, Binladin Group posee un 16,66 por ciento de participación en Jeddah Economic Company.

Problemas financieros retrasan la construcción de la Torre de Yeda