viernes. 01.03.2024

Qatar Airways eventualmente tendrá que buscar el apoyo del Gobierno, dijo este domingo su presidente ejecutivo Akbar al-Baker a la agencia de noticias Reuters, advirtiendo que la aerolínea de Oriente Medio podría quedarse sin el efectivo necesario para continuar volando.

Varios estados han intervenido para ayudar a las aerolíneas afectadas por la pandemia de coronavirus que prácticamente ha detenido los viajes internacionales, con Estados Unidos ofreciendo 58.000 millones de dólares en ayuda.

Qatar Airways es una de las pocas aerolíneas que continúa manteniendo los servicios comerciales regulares de pasajeros y durante las próximas dos semanas espera operar 1.800 vuelos. "Hemos recibido muchas solicitudes de gobiernos de todo el mundo, Embajadas en ciertos países, solicitando a Qatar Airways que no deje de volar", dijo Baker por teléfono desde Doha.

La aerolínea estatal opera vuelos a Europa, Asia y Australia, repatriando a personas que se han quedado varadas después de que muchos países cerraran sus fronteras.

"Volaremos todo el tiempo que sea necesario y tenemos solicitudes para llevar a las personas varadas a sus hogares, siempre que el espacio aéreo y los aeropuertos estén abiertos", dijo Baker.

Sin embargo, advirtió que la aerolínea se estaba gastando su efectivo y solo tenía suficiente para mantener las operaciones durante un "período muy corto". "Seguramente iremos a nuestro gobierno eventualmente", agregó Baker.

Se negó a decir cuándo la aerolínea necesitaría ayuda estatal, que podría venir en forma de préstamos o capital, pero dijo que estaba tomando medidas para ahorrar efectivo.

Los empleados tomaron vacaciones pagadas y no pagadas voluntariamente y Baker dijo que él mismo había perdido su salario hasta que la aerolínea regrese a sus operaciones completas. El personal no se vería obligado a aceptar recortes salariales, aunque Baker dijo que algunos se habían ofrecido hacerlo.

La aerolínea había dicho antes de la pandemia que informaría una pérdida este año financiero debido a una disputa política regional que la obliga a volar rutas más largas y costosas para evitar el espacio aéreo que algunos países vecinos le habían prohibido usar.

Los rivales de Qatar: Emirates y Etihad Airways, de Emiratos Árabes Unidos, han puesto a tierra las operaciones de pasajeros, pero Baker señaló que no habían beneficiado a su aerolínea.

Qatar Airways ha estado operando algunos vuelos con una ocupación del 50% o menos y si ocupa el 45% de los asientos en los vuelos durante las próximas dos semanas, transportará alrededor de 250.000 pasajeros.

"No nos estamos aprovechando ... este es un momento para servir a las personas que quieren estar con sus seres queridos en un momento muy difícil", concluyó Baker.

Qatar Airways alega que necesitará apoyo estatal a medida que se agota su efectivo
Comentarios