miércoles. 22.05.2024

Algunos residentes de Emiratos Árabes Unidos están vendiendo su oro y joyas para sacar provecho de los precios cada vez mayores de los metales preciosos. Los precios del oro alcanzaron recientemente un máximo histórico, 2.395,29 dólares la onza, mientras que los futuros del oro estadounidense se situaron en 2.401,8 dólares la onza. Los precios se vieron impulsados ​​al alza por las continuas compras de oro de los bancos centrales para aumentar sus reservas.

En EAU, la variante de 24 quilates del metal precioso se cotizaba este lunes a 289,5 dírhams por gramo, mientras que las de 22K, 21K y 18K se vendían a 268,25, 259,5 y 222,5 dirhams por gramo, respectivamente.

Los inversores y algunos residentes en EAU tienden a comprar cuando los precios son bajos y a vender cuando creen que los precios han alcanzado su punto máximo, lo que les ayuda a obtener ingresos adicionales.

El director general de Joyalukkas Group, John Paul Alukkas, señaló que como medida estratégica para capitalizar los picos actuales del mercado, algunos residentes podrían estar aprovechando los precios récord del oro vendiendo sus joyas, monedas y lingotes. "Muchas personas ven el oro como una inversión a largo plazo y optarán por conservar sus tenencias a pesar de los altos precios", afirmó Alukkas, según una publicación del diario Khaleej Times.

Además de los bancos centrales, China es otro factor que ha alimentado el sentimiento alcista del mercado. “Si bien la demanda repuntó el año pasado, últimamente se ha desacelerado. Nuestras expectativas sobre la demanda china de oro son similares a las de las compras de los bancos centrales: debería mantenerse fuerte, pero no esperamos un aumento constante”, sostuvo Julius Bar de Swiss Bank.

Por su parte, el jefe de investigación para China del Consejo Mundial del Oro, Ray Jia, declaró que es probable que el consumo de joyas de oro se mantenga tibio a medida que el mercado entra en la tradicional temporada baja de demanda, especialmente con un precio local del oro que sigue alcanzando máximos históricos.

Residentes en Emiratos venden joyas mientras los precios del oro alcanzan un récord