sábado 28/5/22

EAU prueba un nuevo sistema para aliviar la congestión del tráfico aéreo

El problema se agrava por los conflictos en la región, como Irak y Siria, que reducen el espacio que pueden usar las aerolíneas
Una captura de flightradar24.com del tráfico aéreo en el Golfo Arábigo el 18 de octubre. (EL CORREO)
Una captura de flightradar24.com del tráfico aéreo en el Golfo Arábigo el 18 de octubre. (EL CORREO)

Combatir las carreteras congestionadas de Emiratos Árabes Unidos es una cosa, pero abordar los cielos abarrotados por el tráfico aéreo en el país es un desafío aún mayor. Sin embargo, a partir de diciembre, volar a través de Abu Dhabi y Dubai será más fácil.

Con el fin de año llegará un nuevo sistema de gestión del tráfico aéreo que utiliza la última tecnología para administrar de manera segura el número creciente de aviones de pasajeros que surcan la región. Descrito como: "uno de los mayores cambios en el espacio aéreo que ha visto la región", el Proyecto de Reestructuración del Espacio Aéreo (ARP) de Emiratos Árabes Unidos conecta los satélites de navegación globales directamente a los sistemas de a bordo informatizados. Reemplaza los sistemas tradicionales de navegación de aeronaves, que se basan en gran medida en balizas terrestres que guían a los aviones a lo largo de rutas específicas utilizando puntos de paso.

El nuevo sistema se conoce como Performance Based Navigation, y la Autoridad General de Aviación Civil lo describe como la "primera estructura del espacio aéreo del mundo" en usar esta tecnología, lo que permite una flexibilidad mucho mayor en los planes de vuelo y maximiza el uso del espacio aéreo existente. Tal es la complejidad del proyecto que la GCAA calcula que ha necesitado más de 120.000 horas persona, o el equivalente a casi 15 años, para su desarrollo.

Así mismo ha requerido el reentrenamiento de 250 controladores de tráfico aéreo utilizando simuladores y la cooperación de múltiples autoridades de aviación y líneas aéreas, incluido el Centro de Navegación Aérea Sheikh Zayed, los Servicios de Navegación Aérea de Dubai, la Compañía de Aeropuertos de Abu Dhabi y el Departamento de Transporte de Abu Dhabi.

Cuando el nuevo sistema entre en funcionamiento el 7 de diciembre, los resultados deberían ser buenos para los pasajeros y el medio ambiente. La GCAA estima que el ahorro de combustible en el primer año será de 15 millones de dólares, lo que significa una reducción de 100.000 toneladas métricas de dióxido de carbono a la atmósfera.

Los expertos han coincidido en que se necesitan desesperadamente mejoras al control del tráfico aéreo en la región.

El Golfo Arábigo es el hogar de algunas de las aerolíneas de más rápido crecimiento en el mundo, como Emirates y Etihad, con Dubai y Abu Dhabi ampliando sus aeropuertos para convertirse en importantes centros de transporte internacional. El Aeropuerto Internacional de Dubai es ahora el más activo del mundo. Juntos, Emirates y Etihad esperan operar entre ellos más de 500 aviones para 2025, mientras que flydubai espera triplicar su flota a 150, y Air Arabia de Sharjah se expandirá a 100 aviones.

El problema se agrava por los conflictos en la región, incluyendo Irak y Siria, que han reducido el espacio aéreo seguro que pueden usar las aerolíneas comerciales. Un informe de 2014 de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo señaló que entre el 40 y el 60 por ciento del espacio aéreo de la región estaba reservado para aeronaves militares, y el director general de la organización advirtió que, "la congestión es un problema real y creciente".

Reducir el tiempo de espera de los aviones en solo un minuto tiene un ahorro de combustible de 2.5 millones de dólares, algo que se verificó cuando el aeropuerto de Heathrow en Londres mejoró su control de tráfico aéreo en la década de 1990. La GCAA predice que los nuevos cambios garantizarán la red del espacio aéreo de Emiratos Árabes Unidos hasta 2040, lo que permitirá el desarrollo tanto del Aeropuerto Internacional Al-Maktoum de Dubai World Central como del Aeropuerto Internacional de Abu Dhabi.

EAU prueba un nuevo sistema para aliviar la congestión del tráfico aéreo
Comentarios