miércoles. 22.05.2024

El Tribunal de Delitos Menores de Dubai multó a una asiática con 50.000 dírhams por utilizar a una empleada doméstica sin permiso de trabajo y no respetar las condiciones de patrocinio.

Asimismo, el tribunal también condenó a la trabajadora a un mes de cárcel seguido de la deportación y le impuso una multa de 10.000 dirhams por trabajar para alguien que no era su patrocinador y permanecer en el país ilegalmente. El veredicto fue confirmado por el Tribunal de Apelación.

Según los documentos oficiales, el Tribunal Penal de Dubai emitió anteriormente una sentencia condenando a la trabajadora a seis meses de cárcel, seguidos de la deportación y una multa de 35.000 dirhams por robar joyas por el mismo valor de la multa de la casa donde trabajaba.

El caso se remonta a abril del año pasado, cuando la asiática denunció a la policía que una empleada que contrató sin permiso de trabajo le había robado. Afirmó que descubrió que pulseras de oro y joyas por valor de 35.000 dírhams habían desaparecido de una caja fuerte  situada en su dormitorio.

Después de revisar las cámaras de vigilancia de su casa, descubrió que su empleada, que había estado trabajando en su casa durante un mes, había entrado en su dormitorio, abrió la caja fuerte y le robó sus joyas antes de informarle que dejaba el empleo.

Un policía afirmó en los interrogatorios que un equipo de detectives logró localizar a la trabajadora y arrestarla. El equipo registró su bolso y encontró una pieza de joyería que había robado de la casa de su empleador. Durante el interrogatorio, la mujer admitió el robo tras ver las grabaciones de las cámaras de vigilancia.

Multada en Dubai por contratar empleada doméstica sin permiso